12 universidades españolas en el ránking de las 50 mejores del mundo por disciplinas concretas

Hasta 12 universidades españolas aparecen entre las 50 mejores del mundo en el ránking Quacquarelli Symonds (QS) por disciplinas concretas. España, que no suele brillar en las clasificaciones internacionales, ha mejorado esta edición en casi todos los indicadores respecto al año anterior y presume con 22 facultades que juegan en primera división. El área de Anatomía y Fisiología de la Universitat de Barcelona destaca por encima de todas, alcanzando el puesto 21, frente al 32 que tenía en 2017.

Le siguen Arquitectura y Urbanismo de la Universitat Politècnica de Catalunya y Biblioteconomía y Documentación de la Universidad Carlos III de Madrid, en el puesto 22; Empresariales de ESADE (27), y Odontología de la Universidad Complutense de Madrid (30). Y así hasta 22 que se encuentran en el top 50 de una lista en la que se consolidan las universidades británicas y estadounidenses y cada vez tienen más peso las asiáticas.

Dentro de las 48 áreas de estudio, las universidades españolas aparecen 313 veces. Sólo en 30 ocasiones han descendido respecto a 2017, mientras que se han registrado 91 ascensos. Los autores del ránking elogian las “importantes mejoras” de los campus españoles en relación a sus vecinos europeos, especialmente en la rama de Ciencias, Tecnología, Matemáticas e Ingeniería. De todos los países europeos, sólo Suiza y Portugal han crecido más que nosotros. ¿Por qué?

“En los últimos cinco años, las mejores universidades españolas han demostrado que pueden producir investigación de alto nivel, calidad e impacto. Las mejoras se relacionan con el hecho de que se han vuelto más colaborativas, más internacionales y más efectivas al asignar fondos para la investigación”, responde Martin Juno, director de Desarrollo de Producto de QS.

También hay que tener en cuenta que países como Francia y Alemania han empeorado, y que Reino Unido, Italia, Holanda, Austria, Bélgica o Irlanda no han crecido tanto. Juno explica que, en este tipo de clasificaciones, si uno no mejora se queda atrás. Así se pone de manifiesto en España en el caso de las escuelas de negocios, que este año descienden varios peldaños, mientras el grueso de las universidades tradicionales sube.

¿Por qué empeoran las escuelas de negocios?

Empresariales de ESADE ha bajado del puesto 21 al 27, mientras que Empresariales en el IESE ha caído del 27 al 31 debido a peores puntuaciones en los índices de reputación académica y entre los empleadores por las “mejoras” que se produjeron en escuelas de negocios de Australia y Asia. Por ejemplo, la Universidad de Beijing subió del puesto 36 al 28; Monash University, del 31 al 29; la Universidad de Melbourne, del 22 al 14, y la Universidad de Hong Kong, del 28 al 26.

“Las escuelas de negocios de Australia han trabajado duramente para mejorar la calidad en la enseñanza y han establecido vínculos estrechos con la industria. Esto se ve reflejado en una mejora en sus índices de reputación entre empleadores. La educación en negocios está estrechamente vinculada con la industria, y economías asiáticas como Hong Kong, China y Singapur han buscado acercar empresas a sus países, aprovechando el atractivo de su alto crecimiento. Esto conlleva una mejora y una mayor exposición de las universidades asiáticas y un aumento en la contratación de, por ejemplo, egresados chinos. Estos factores combinados hacen que el incremento en el reconocimiento de estas escuelas se vea reflejado en nuestras encuestas”, aclara Juno.

Y añade: “Las escuelas de negocios de España aún se mantienen fuertes y han mejorado en sus puntuaciones relacionadas con investigación. Sin embargo, para mantenerse competitivas, necesitan mantener la visibilidad global y buscar que su excelencia sea reconocida en todo el mundo tanto por empleadores como por académicos”.

¿Qué mide el ránking?

El ránking QS analiza cuatro indicadores: la reputación que tiene la institución académica entre los académicos, la fama entre los empleadores, el número de citas y el llamado índice h, que mide la calidad de los investigadores en función de la cantidad de citas que han recibido sus artículos. Esta clasificación, por tanto, prioriza la investigación de las universidades.

¿Y qué es lo que hace buenas a las universidades españolas? “Las universidades españolas se encuentran en el corazón de un ecosistema que fomenta la colaboración, y esto usualmente da como resultado el éxito en términos de investigación”, sostiene Juno, que pone como ejemplo el Parque de Investigación Biomédica de Barcelona, con “60 nacionalidades, 120 millones de dólares de financiación inicial, alta calidad de vida y bajo nivel de burocracia”. “Todos estos factores conllevan a realizar investigación de alto impacto. Sabemos, y esto un hecho ampliamente conocido, que la investigación producida en colaboración con autores de múltiples países tiende a presentar un mayor impacto”.

La Universidad de Barcelona produce “excelente investigación”, según los analistas del QS, y “la piedra angular” es su área de Anatomía y Fisiología. Su indicador de citas por publicación, que mide el impacto promedio de la investigación, es el que adquiere la puntuación más alta entre los indicadores, alcanzando 90 puntos sobre los 100 posibles. “En este resultado, la colaboración internacional adquiere un rol preponderante, un hecho que se manifiesta en las casi 4.000 instituciones con las que la universidad catalana ha colaborado entre 2012 y 2016”.

¿Y por qué es tan buena Biblioteconomía y Documentación en la Carlos III de Madrid? Por su “excelente perfil” tanto en investigación como en reputación entre empleadores. En el ránking también destaca Ciencias Naturales en la Universidad Autónoma de Madrid -“Es la institución que marca el rumbo en España”, dice Juno,- colocándose en el puesto número 54.

“Nuevamente, la fortaleza de la investigación surge como el elemento central que marca el desempeño. Otra institución a destacar en Ciencias Naturales es laUniversitat de Valencia, que logra el puesto 158. También en este caso la investigación es el elemento destacado, aunque se encuentra algo más rezagada en términos de reputación con respecto a las universidades líderes de España”, añade.