Campamento de verano en el Pirineo aragonés II

Si la primera tanda la hemos dedicado a dar primacía al Inglés, por la especial novedad que representa el contar con seis profesores nativos y con experiencia docente contrastada, la segunda tanda ha de ser «nuestra tradicional tanda de campamentos» sin más aditivos. La entrañable unión entre los acampados y sus monitores y la realización de Olimpiadas, el fútbol, baloncesto, tiro con arco, tiro neumático, veladas, excursiones, marcha de rastros, vivac, charlas, música, canciones etc.

 

 

 

 

 

Un campamento de naturaleza, convivencia y aventura.”

Un campamento para crecer en valores y mejorar que es , sin duda, la mejor manera de pasar un Campamento divertido. Por eso, vamos a recordarlo con No es fácil olvidar los buenos momentos que pasamos juntos y las dificultades que fuimos capaces de superar porque formamos una piña y unidos es muy dificil fracasar. Imágenes para que podáis enseñárselas a vuestros amigos. Porque compartir el Campamento con amigos y hacer nuevos amigos es lo mejor de lo mejor.

Un año decidimos realizar una construcción y en ella trabajamos todos, chicos y chicas, pequeños y mayores. ¿Te acuerdas? ¡Bueno! Primero miramos pero luego todos desde el más pequeño al más veterano colaboramos para poder hacer esta construcción que hoy nos hace estar más altos y poder ver el Campamento desde otra perspectiva.

Se ha convertido en un símbolo de nuestro Campamento que nos enseña también a trabajar y a disfrutar trabajando en equipo.

Pero, no sólo están los trabajos que nos ayudan a crecer como personas y aprender lo que cuesta aquello que otros hicieron y nosotros hoy disfrutamos. Sino otras muchas cosas que juntos realizamos. Desde la atalaya que realizamos y desde donde nos contemplan Jordi,  Dani y Sergio se puede ver otras muchas cosas que también realizamos.

 

Por ejemplo y para no olvidar uno de nuestros mejores secretos para disfrutar, pasarlo bien y que nos ayuda a crecer físicamente también. Vamos a recordar los desayunos y las comidas del Campamento.     La verdad es que la mirada de estos tres amigos no llega tan lejos como al comedor de la casona. Pero la cocinera María Jesús y la comida era la misma. En esta ocasión habíamos estado en la Piscina y comido en Aragüés del Puerto.

 

La verdad, que es un día especial en que hacemos turismo y además tenemos la oportunidad de participar en la Eucaristía junto a vecinos y veraneantes del pueblo.

Aprovechamos la ocasión de recordar a María Jesús y Carmen en la magnífica cocina del Campamento y los «pequeños» utensilios que facilitan su trabajo y hacen que sea abundante la comida.

La verdad es que continuaría narrando y presentando a los protagonistas del Campamento pero, como no soy un experto, lo que creo que debo hacer para no cansaros, es prometeros que esta historia continuará en una muy próxima edición. Ahora, os voy a dejar con una tienda de campaña para que todos puedan ver lo bien que descansamos en el Campamento que no todo es comer, trabajar, hacer amigos y por supuesto hacer deporte. Pero eso lo veremos en un próximo artículo si os parece.