Arranca el proceso de escolarización con ocho aulas más para niños de dos años

Los colegios aragoneses, además de los habituales alumnos, han empezado a recibir este miércoles a padres y madres que acuden a escolarizar a los alrededor de 11.000 menores que comenzarán su etapa educativa el próximo curso. Este año con la posibilidad de que 144 niños de dos años, el doble que el curso anterior, puedan optar a una plaza pública de escolarización temprana.

El curso pasado ya se ampliaron en siete estas aulas, y dada la acogida el próximo mes de septiembre serán ocho más. En total, 22 -una en Huesca, una en Teruel, 19 en Zaragoza capital y una en Cuarte de Huerva-. Según la directora provincia zaragozana de Educación, Isabel Arbués, para el próximo curso “hemos hecho el máximo esfuerzo posible” en este ámbito porque “cada año hay más demanda y ha sido muy bien recibido por las familias y por los centros. Todas las valoraciones han sido muy positivas”.

Uno de los centros que estrenará el aula temprana es el CEIP Domingo Miral, de una sola vía por curso y 201 niños, ubicado en el barrio de Torrero de Zaragoza. Una de las primeras madres en iniciar este trámite ha sido Rocío Molina. Ya tiene una hija mayor en el centro, y este año escolarizará a sus dos hermanos pequeños -una de tres años, en 1º de Infantil, y uno de dos años, en el aula de escolarización temprana-.

Aunque el baremo para el acceso a este aula premia a las familias que tienen a los dos progenitores trabajando y Rocío está en paro, tiene esperanzas de conseguir plaza. “Me lo ofrecieron en el propio colegio porque tengo puntos por tener a una hija mayor ya en el centro”, aseguraba, y espera conseguirlo porque adelantar un año la etapa escolar del niño le permitirá “ir más avanzado”.

Jornada continua

El Domingo Miral también incorporará un importante cambio el próximo curso: la jornada continua. Tal como explica su director, Jorge Moliner, “la comunidad educativa lo tenía bastante claro”. Y es que, la votación que se realizó recientemente arrojó un resultado contundente: 157 votos a favor y 15 en contra.

El Domingo Miral cuenta con un taller de yoga impartido por el padre de un alumno

Precisamente, este es el principal motivo por el que otra madre, Marta Lamarca, ha decidido escolarizar a su segunda hija en este centro, a pesar de que la hermana mayor se encuentra en el CEIP Ramón Sáinz de Varanda, también en Torrero. “Allí no se ha aprobado la jornada continua y me interesa porque la mayor, cuando tiene que volver por la tarde, le cuesta, ya que quiere dormir su siesta”. Así que, una vez la pequeña ingrese en este centro, pedirá el traslado de su hermana. “Aunque esté cinco minutos más lejos, solo tendré que hacer un viaje de ida y otro de vuelta. Así, saldrán a las dos de la tarde y después podrán comer y echarse la siesta”, explicaba.

El caso de esta madre tiene además otra peculiaridad, y es que reside en Parque Venecia. Asegura que fue “imposible” conseguir plaza para su hija mayor en el barrio, así que tuvo que solicitar en Torrero.

A este respecto, la directora provincial aseguraba que este nuevo barrio de la ciudad “es un ejemplo de que desde el primer año han tenido plaza todos los que la han solicitado”. Y ha recordado que el próximo curso “ponemos en marcha un segundo centro para poder asumir la demanda, aunque todavía no va a estar construido, pero tenemos instalaciones suficientes que poder ocupar en el CPI Parque Venecia”. La previsión es que dicho centro cuente el próximo curso con cuatro vías ordinarias más dos aulas puente que ocuparán alumnos del segundo centro aún por construir.