Albert Rivera priorizará negociar con el PP en Andalucía y no descarta que Vox entre en el Gobierno

La Ejecutiva de Ciudadanos ha aprobado esta mañana por unanimidad abrir una negociación con el PP para conseguir “un Gobierno de cambio” en Andalucía. Como ha explicado después el presidente de Cs, Albert Rivera, en rueda de prensa, “Ciudadanos va a priorizar la negociación con el PP” para conseguir “un Gobierno estable, con políticas serias, apoyado en 47 escaños”.

Rivera ha asegurado que Ciudadanos “es la clave del Gobierno en Andalucía” y la “clave de que haya cambio”. Las dos condiciones irrenunciables para la negociación que ha aprobado la Ejecutiva de Cs son que el PSOE salga de la Junta para garantizar que haya cambio y que el próximo presidente de Andalucía sea el candidato de Ciudadanos, Juan Marín.

El partido naranja fue el domingo el tercero en escaños en el Parlamento de Andalucía, con 21 diputados. Pero fue el que más creció, ya que pasó de nueve a 21 parlamentarios. La primera opción para Albert Rivera sería la investidura de Juan Marín con el voto a favor del PP y la abstención del PSOE.

En el caso de que los socialistas rechazaran apoyar un Gobierno de centro-derecha para cortar el paso a Vox, Rivera no ha querido descartar que pueda alcanzar un pacto con el partido de extrema derecha. Preguntado expresamente por ello, ni siquiera ha descartado que la formación de Santiago Abascal entre en un Gobierno de coalición de Ciudadanos, el PP y Vox.

Rivera entiende que el PP y Ciudadanos han tenido “un empate técnico en votos”, ya que los populares superaron a Cs sólo por 2,5 puntos. Por eso, el presidente de Cs ha asegurado que son estos dos partidos los que “tienen que configurar el Gobierno y el cambio en Andalucía” negociando “contenido, personas y políticas”.

A partir de ahí, su objetivo es que el PSOE andaluz pueda facilitar ese Ejecutivo, al menos con su abstención en la investidura de Marín. “Espero que los que han recibido un revés en las urnas estén a la altura y tengan la humildad de facilitar un Gobierno nuevo en la Junta de Andalucía”, dijo con respecto al PSOE.

Como ha recordado, Susana Díaz “se pasó la campaña alertando de un posible bloqueo por parte del PP y Ciudadanos”. Ahora, ha añadido, “le pido que no sea ella quien bloquee y que en un último servicio a los andaluces”, no impida la formación de ese Gobierno de cambio.

Condición irrenunciable

Rivera ha dejado claro que la Presidencia de la Junta debe ser para Marín. Y eso es condición irrenunciable en la negociación porque encarna el cambio mejor que el PP y porque será un presidente que “no tendrá que estar pendiente de los tribunales” y está “blindado ante posibles interferencias judiciales”.

Lo que sí ha venido a rechazar Rivera es un acuerdo con el PSOE y con Adelante Andalucía, a pesar de que Pablo Iglesias, hoy mismo, ha puesto esa posibilidad sobre la mesa.

Esta misma tarde, está previsto que el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, llame a su homólogo del PP, Teodoro García Egea, para acordar la primera reunión de Ciudadanos con el PP. En la mesa de negociación estará también el candidato naranja en Andalucía, Juan Marín.