El ex director del Cardenal Cisneros dimite como vocal vecino de Cs tras acusarle el PP de ser el filtrador de las informaciones sobre la carrera de Casado

El ex director del Centro de Estudios Cardenal Cisneros, Alberto Pérez de Vargas, ha anunciado esta mañana su dimisión como vocal vecino de Ciudadanos en Madrid, después de que el PP le acusara de ser el filtrador de las informaciones sobre las circunstancias de la licenciatura de Pablo Casado.

No obstante, según fuentes del partido, están aún a la espera de que Pérez de Vargas lo notifique oficialmente al grupo municipal. La dimisión de este profesor como vocal vecino de Cs en el distrito de Chamartín se debe, según han indicado desde la formación naranja, a que “quiere desvincular este tema de su pertenencia al partido”

Pérez de Vargas ha reconocido ante EL MUNDO haber sufrido llamadas de Esperanza Aguirre para que el político terminara la carrera de Derecho. Según él, Casado, vicesecretario de comunicación del PP, obtuvo su licenciatura con “facilidades” en el Cardenal Cisneros, un centro adscrito a la Complutense y dependiente orgánicamente de la Comunidad de Madrid.

Según publicó El Mundo, Pablo Casado, aprobó 12 asignaturas en el Centro Cardenal Cisneros de las 25 de Derecho en cuatro meses, justo después de ser elegido diputado en la Asamblea de Madrid.

Acusaciones de “guerra sucia”

Tras esta información, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido esta mañana a Cs que cesara a Pérez de Vargas y que dé explicaciones. “Bajo la fachada de la nueva política y de las lecciones de superioridad moral no caben este tipo de actuaciones que buscan el daño personal a Pablo Casado”, ha añadido. A juicio del líder popular “esta persona (en referencia a Pérez de Vargas) ha dado unas explicaciones contradictorias”.

Desde el PP han arremetido contra la portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís. “A nadie se le escapa que Villacís, al igual que Ignacio Aguado (portavoz en la Asamblea) aprovechó la filtración para decir inmediatamente que no podía haber candidatos que no estuvieran a la altura de la ciudad de Madrid y que no fueran limpios y decentes”, en relación con la posibilidad de que Casado fuera el candidato para el Consistorio.

Martínez-Almeida se ha preguntado si en Madrid cabe una “guerra sucia” por parte de “un partido hacia otro para descalificar y desprestigiar a un candidato”. Y ha expresado que ahora es “Cs el que tiene que dar explicaciones”.

Por su parte, Villacís ha negado este jueves que su formación esté detrás de las informaciones publicadas sobre el currículum académico de Casado y ha acusado a los popularesde lanzar una “cortina de humo” y de estar acostumbrados, “quizás”, a la “guerra sucia”.

Begoña Villacís ha indicado, en declaraciones recogidas por EFE, que el PP “sabe” que es “mentira” que su formación esté detrás de esas filtraciones. La portavoz de Cs en Cibeles ha asegurado que si Pérez de Vargas, en su calidad de ex director, ha dicho algo, lo ha hecho en esa calidad, no como vocal vecino de Cs”.

Entiende Villacís que esto es una “estrategia” del PP, la ya conocida como “tinta de calamar y cortina de humo” para que “en lugar de hablarse de lo sustantivo se hable de lo accesorio”.