Juan Roig, en diez frases: de la receta para el conflicto catalán al anticentralismo

En su vigésimo primera rueda de prensa de presentación de resultados de Mercadona y ante más de un centenar de periodistas ávidos de respuestas, Juan Roig ha esquivado algunas cuestiones especialmente controvertidas aunque, fiel a su máxima, ha dejado titulares condensados en frases lapidarias relativas a aspectos de la actualidad política y económica.

Así, preguntado por el conflicto político en Cataluña derivado del pulso soberanista en Cataluña, Juan Roig, ha explicado que le «preocupa» dicha situación que, según ha dicho, «es un problema entre Barcelona y Madrid, que lo lían todo mucho». Al respecto, ha incidido que los empresarios en particular y la sociedad civil en general, «necesitamos tranquilidad». Por ello, pide a los políticos «de un lado y de otro» hacer las cosas «sin tanto lío y tanta incertidumbre». «Necesitamos tranquilidad y que nos pusiéramos todos de acuerdo que no es tan difícil si nos olvidamos de otras cosas», ha remachado.

Con todo, Mercadona continúa sus planes de expansión en Cataluña, donde a partir del mes de junio extenderá su nuevo modelo de venta por internet con una media de 30.000 pedidos mensuales y trescientos nuevos puestos de trabajo. Juan Roig ha lanzado un mensaje de tranquilidad: «En España vamos a estar igual de bien que ahora dentro de cinco o de diez años».

Sobre los inminentes procesos electorales, ha recalcado que «todos admitimos las reglas del juego y no va a pasar nada» con independencia del resultado. Al respecto, ha bromeado respecto a sus «preferencias»: «A mí me gustaría que ganara siempre el Villarreal». Con todo, ya en tono más serio, ha subrayado que «la sociedad civil pide menos incertidumbre a los políticos». “Ya sé que es difícil –ha admitido– pero es su trabajo, para eso les elegimos y para eso les pagamos”, ha argumentado. «Votaremos, nos iremos un poco más a la derecha o un poco más a la izquierda y ya está. Seguiremos tan normal», ha dicho.

Respecto al hecho de haber escogido la ciudad de Oporto para sus primeras aperturas en Portugal, ha explicado que «soy muy español pero anticentralista». Lo que traducido en «hechos» significa que «igual que España no es solo Madrid, Portugal no es solo Lisboa». Según Juan Roig, «eso en España no lo llevamos muy bien». Así, ha criticado que «todos los AVE salen y vuelven al mismo sitio y no hay Corredor Mediterráneo”.

Sobre el contexto macroeconómico, Juan Roig ha insistido un año más en la idea que de «España vive del turismo y tenemos que cuidarlo. Los turistas son nuestra mina».

Además, no ha desaprovechado la ocasión para recalcar que la web de Mercadona «ya no es una mierda». En esa línea, ha advertido de que «las empresas que no se digitalicen desaparecerán». La suya se ha puesto manos a la obra en un año con un beneficio de 593 millones de euros (un 84% más): «Cuanto más te preocupas por el cliente, más ganas» ha resumido Juan Roig, para quien «la verdadera responsabilidad social es crear empresa y generar empleo».