El PP convoca un Pleno extraordinario para pedir una auditoría de la deuda y un nuevo presupuesto

El Partido Popular ha pedido la celebración de un Pleno extraordinario para debatir el informe del Ministerio de Hacienda que eleva la deuda del Ayuntamiento en casi 200 millones de euros. El PP considera que este documento es “el hecho económico más importante de las finanzas municipales de toda la legislatura” porque, según ha dicho el portavoz municipal del PP, Jorge Azcón, “va a condicionar el presupuesto de 2019 y las políticas presupuestarias de la próxima Corporación”.

Azcón ha criticado que tanto el equipo de Gobierno como el resto de partidos de izquierdas “hacen la política de la avestruz, metiendo la cabeza debajo de la tierra para que no exista el informe y no darse cuenta de lo que pasa realmente”. Sin embargo, desde el PP creen “que no se puede seguir perdiendo el tiempo” y que ante un informe de estas características “hay que debatir y votar qué hacer a corto plazo”.

Este viernes se votará en la Comisión de Economía el presupuesto que ha presentado el equipo de gobierno con las enmiendas que ha incorporado de Chunta Aragonesista y el Partido Socialista y para el PP “no tiene sentido” porque este presupuesto “ya está muerto”. “Estamos seguros de que el interventor dirá que gran parte de las inversiones no van a ser vedad y no tiene sentido votar partidas que no van a ser reales”, ha manifestado Azcón, quien, a su vez, cree que el PSOE debería apoyar la enmienda a la totalidad del PP “si quiere ser coherente”.

Es por ello que el portavoz municipal popular apuesta por “afrontar el informe en su globalidad” ya que “no se puede abordar sin saber las consecuencias que va a tener en los próximos años” porque este informe, ha agregado, “va a condicionar las políticas sociales, la limpieza, el mantenimiento de los parques y jardines, etc”.

“Queremos debatir y tomar decisiones”, ha destacado Azcón, quien ha hecho hincapié en que será un Pleno con un objetivo claro: “Empezar desde ya a solucionar los problemas económicos del Ayuntamiento de Zaragoza”. “Como en cualquier enfermedad, sin un diagnóstico serio y riguroso de los problemas del Ayuntamiento, no se puede aplicar el tratamiento adecuado y el tratamiento es mucha seriedad en sus cuentas, que es lo que se ha obviado en los últimos años”.

El PP plantea cuatro cuestiones “imprescindibles” en este Pleno. La primera es la necesidad de que se realice una auditoría de la asesoría de control financiero sobre el origen de la deuda “porque es importante que los ciudadanos sepan cómo se ha llegado hasta aquí”, ha apuntado Azcón. En segundo lugar, quiere que el interventor elabore un informe con las consecuencias concretas que el documento del Ministerio va a tener en los próximos años para las finanzas municipales.

En tercer lugar, el PP quiere un nuevo plan de reducción de deuda que tiene que empezar a redactarse “de forma inmediata por los técnicos de Economía”. Finalmente, piden que se presente un nuevo proyecto presupuestario porque el documento de ZeC está “en vía muerta”, según ha manifestado Azcón, quien cree que es “imposible” que cuente con una mayoría política suficiente, ni que cuente “con los informes técnicos que avalen su situación”. “Es una quimera y en ningún caso va a ser verdad que se pueda captar deuda para gran parte de las inversiones que contemplan las partidas”, ha resaltado Azcón.

El PP ha insistido en que la situación “no se va a resolver metiendo el informe en un cajón y dejándoselo a la siguiente Corporación después de las elecciones”. “Un equipo de gobierno responsable debe ponerse a trabajar de manera inmediata en solucionar el mayor problema económico que ha tenido este Ayuntamiento en estos últimos años y que condicionará el futuro de las finanzas en los próximos años”, ha sentenciado Azcón.