La Junta Electoral da 48 horas a Torra para retirar los lazos amarillos y las ‘estelades’

La Junta Electoral Central ha exigido al Govern de Quim Torra retirar los lazos amarillos y las estelades en un plazo de 48 horas basándose en “la obligación de los poderes públicos de mantener estrictamente la neutralidad política durante los procesos electorales”.

Este escrito del órgano es en respuesta a una reclamación por parte de Ciudadanos “contra las acciones y las omisiones” de la Generalitat ante la exhibición de “símbolos ideológicos o partidistas” en edificios y espacios públicos. Una reclamación que la Junta Electoral ha estimado parcialmente.

El órgano califica como “símbolos partidistas utilizados por formaciones electorales concurrentes a las elecciones” las banderas independentistas y los lazos amarillos y es por ese motivo por el que conmina al Govern a “la inmediata retirada” en un plazo de 48 horas.

La Junta señala que “el lazo amarillo se ha utilizado para recordar a dirigentes o candidatos pertenecientes a formaciones políticas que se encuentran en situación de prisión preventiva” y que, tanto ese símbolo como la insignia secesionista, “pueden ser legítimamente utilizados por estas formaciones en su propaganda electoral, pero no por los poderes públicos, ya que deben mantener una rigurosa neutralidad política”.

El órgano apostilla asimismo que “la igualdad en el sufragio es esencial en la representación democrática, y por eso la ley encomienda a la administración electoral preservarla” porque “las libertades ideológicas y de expresión son derechos fundamentales de las personas, no de los gobernantes”. Por ello, asegura que esos ciudadanos “pueden ejercerlos sin más restricciones que las que imponga el respeto de los derechos de los demás”, pero no así los dirigentes