El Gobierno de Aragón aprobará un decreto ley para bloquear la llegada de Uber y Cabify

El Gobierno de Aragón aprobará este mes de febrero un decreto ley con el que pretende evitar el desembarco de plataformas como Uber y Cabify en la Comunidad. Así lo ha detallado este miércoles el consejero autonómico de Movilidad, José Luis Soro, tras un encuentro con representantes del sector del taxi y de las empresas de VTC (vehículos de alquiler con conductor) tradicionales, que han dado la bienvenida a la noticia.

En concreto, el nuevo texto legal establecerá la obligación de contar con licencia municipal a todos aquellos conductores que quieran prestar servicios de transporte de pasajeros en el ámbito urbano. De esta manera se cubre un “vacío legal” que había en la normativa nacional. “Habilitamos así a los ayuntamientos para que puedan establecer o modificar ls condiciones de explotación más razonables en cada municipio, que no tienen porque ser iguales”, ha detallado Soro.

Además, se establece un plazo de contratación de 15 minutos desde que el cliente hace la reserva hasta que el vehículo sale de su lugar de estacionamiento. En este sentido, el consejero ha recordado que los conductores con licencia VTC “no pueden circular por la vía pública para captar clientes”, por lo que “deberán estar en aparcamientos o garajes”. Incluso se elimina la posibilidad de saber dónde se encuentran a través de aplicaciones móviles, ya que se prohíbe su geolocalización.

Nuevo registro electrónico

Por otro lado, Soro ha vuelto a lamentar que buena parte de las 165 licencias de VTC que están en vigor hasta la fecha presten servicio fuera de Aragón, en especial en Madrid y Barcelona. “Está prohibido por ley, ya que se limita a un 20% el número de servicios que se pueden hacer fuera de la comunidad autónoma de residencia”, ha recordado.

Para evitar esta picaresca, el Ministerio de Fomento ha anunciado que pondrá en marcha, previsiblemente a partir de marzo un registro electrónico en el que todos los conductores de VTC deberán dejar constancia de los servicios que presten.