El PP propone incluir en el currículum escolar la formación en primeros auxilios y en reanimación cardiopulmonar

El grupo del Partido Popular en las Cortes ha presentado una iniciativa en la que propone incluir en el currículum escolar la formación en primeros auxilios, con especial incidencia en maniobras de reanimación pulmonar. La diputada de esta formación, María José Ferrando, ha comentado que actualmente “se pasa de puntillas” por este tipo de contenidos y ha reclamado que tengan un carácter eminentemente práctico.

Así lo ha explicado en rueda de prensa, en la que ha comparecido acompañada del senador ‘popular’, Ricardo Canals, ya que esta propuesta se va a realizar tanto en el Parlamento autonómico, como en el Senado.

Ferrando ha precisado que el objetivo es que los menores sepan “reaccionar ante una situación imprevista” y que los centros educativos “vayan mucho más allá de la prevención y proporcionen conocimientos de primeros auxilios tanto a nivel teórico, como práctico”, que les permita “actuar con seguridad y responsabilidad en una situación real”.

Según ha precisado la formación se debe adecuar a cada etapa educativa, para centrarse en los primeros años en cómo se puede utilizar el material que se incluye un botiquín o saber llamar a 112, y enseñar más adelante las maniobras de reanimación pulmonar.

Ferrando ha estimado que la etapa escolar “es la más adecuada para la educación en la prevención de accidentes y promoción de la salud”, porque es el periodo de la vida donde hay más capacidad para educar la conducta y existe “facilidad” para integrar estos contenidos en el currículo, para apuntar que la asignatura de Educación Física puede ser un momento oportuno para impartirlos.

En este punto, ha comentado que ya en Primaria existe la materia de ‘Educación para la salud’ donde se abordan los primeros auxilios, “pero por encima”, cuando “deberían tener más protagonismo en las aulas y el Gobierno de Aragón, dentro de sus competencias, tiene que favorecer este tipo de conocimientos y decir cómo los introduce en el currículum”.

Propuesta constructiva

La diputada del PP ha esgrimido que esta es una “propuesta constructiva” que puede suponer que en circunstancias sobrevenidas una persona “pueda salvar una vida” conociendo cuáles han de ser las pautas de actuación.

El senador Ricardo Canals ha manifestado al respecto que hay que “concienciar a toda la población de que todos podemos salvar la vida de otra persona con nuestra manos” y ha precisado que, según los expertos, “la edad idónea para aprender es la época escolar”.

Según ha detallado, “por cada minuto que no se realicen maniobras” en un caso de paro cardíaco “la supervivencia disminuye un 10 por ciento” y por eso “han de actuar quienes estén más cerca de la víctima”. Ha agregado que la reanimación inmediata multiplica por tres la supervivencia.

Muerte

Canals ha explicado que un paro cardíaco se produce cuando el corazón dejar de latir de manera inesperada y esto supone que la persona deja de respirar, se deja de enviar oxígeno al cerebro, “y si no se actúa de forma inmediata, se produce la muerte”.

En España, se producen unas 30.000 muertes al año por esta causa y en Europa hay mil muertes al día. La mayoría se produce en el propio domicilio, siendo “la primera causa de fallecimiento evitable”.

Por eso, Canals ha abogado por que “el mayor número de personas conozca las pautas de actuación”, sepan “cuándo a un paciente no le late el corazón, después llamen al 112 e inmediatamente inicien las maniobras de reanimación –que permiten que la sangre se siga bombeando al celebro– hasta que lleguen los servicios de emergencias”.

El senador ha dicho que muchas personas ya saben practicarlas y han contribuido a salvar vidas y ahora se trata incluirlo en el currículum escolar puesto que de esta forma se puede llegar a un segmento de población muy importante.