Pablo Casado: “Debemos optimizar esfuerzos con Ciudadanos para tener mayoría absoluta”

El presidente del PP asegura que su partido ha aprendido «del error de esperar a Ciudadanos y PSOE para ir juntos al 155» y afirma que, si gobierna, lo aplicará e impulsará la ilegalización de la CUP. Invita a Rivera a ocupar el centroizquierda para conformar una mayoría electoral.

En las primarias usted decía que el PP debía reconectarse con su electorado. ¿Cuándo empezó el PP a desconectarse?
Voy a decir con qué sociedad tenemos que reconectar, que es con la España de los balcones. ¿Por qué digo eso? Porque es una España trasversal. En el congreso planteé cinco pilares fundamentales: la unidad de España; la libertad individual y económica -con una bajada de impuestos-; la seguridad -y no sólo frente a la ocupación o a la migración irregular, sino para reivindicar a las víctimas del terrorismo-; la honestidad y eficacia en la gestión, y la familia. Cuando hablaba de reconectar con esa sociedad, me refería a que hemos perdido muchos votantes de centro por una cuestión de políticas trasversales en las que no se han reconocido en el PP. También hemos perdido votos por la derecha a la hora de defender principios.
¿No puede concretar a qué políticas se refiere?
Jamás va a salir de mi boca una crítica a los gobiernos del PP. Para empezar, porque con nuestros errores no soy dogmático. Los del PP han sido los mejores gobiernos de la historia de la Democracia.
Aznar dijo que el PP había perdido referencias.
Reivindico el discurso que hice en el congreso. Dije que el PP tiene que ser un partido sin complejos a la hora de defender los principios y valores liberales y conservadores.

Aprender de los errores

En Cataluña se votó a Ciudadanos en lugar de al Partido Popular que aplicó el 155…
Pues porque a lo mejor no supimos trasladar que si el 155 no alcanzó TV3 o la Educación fue porque el PSOE así lo impuso. Y el hecho de que el 155 fuera breve e instrumental para convocar elecciones fue porque Ciudadanos así lo exigió. La gente dice ahora que el 155 fue breve y tibio, y es verdad. Pero la culpa no fue del PP, la culpa fue de Ciudadanos y el PSOE.
¿Estamos mejor o peor que hace un año?
Peor, porque ahora mismo no hay un Gobierno que esté dispuesto a poner freno a los secesionistas.
El Gobierno del PP guardó en un cajón el informe de la Alta Inspección referido a la manipulación de los libros de texto. Y era cuando estaba aplicándose el 155.
Si ese informe existía y no tuvo el cauce que debía tener, desde luego yo lo censuro. No es por irme por la tangente, pero técnicamente es verdad que el 155 no incluyó las competencias de Educación.
¿Sería factible que el Estado recuperara esas competencias?
Sí, con la LOMCE, que ya preveía ciertas cuestiones para blindar la competencia estatal. Ahora primero pido a Ciudadanos y al PSOE que desbloqueen lo que falta por entrar en vigor de la LOMCE. Y además propongo ampliarla para blindar la libertad de elección de colegio por parte de los padres, el bilingüismo o el trilingüismo en las comunidades autónomas en las que hay dos lenguas cooficiales.
La España de los balcones está quitando los lazos amarillos. A usted no le pareció adecuado cuando Albert Rivera e Inés Arrimadas acudieron a hacerlo.
Lo que yo digo simplemente es que no nos limitemos a apoyar a la gente que va a las calles a retirar esos lazos, sino a instar a las instituciones a actuar… Cuando la kale borroka pintaba cajeros nosotros no íbamos a limpiar esos cajeros automáticos. Hicimos una ley de partidos para ilegalizar la kale borroka. No podemos sólo limitarnos a apoyar a los ciudadanos que quiten lazos, sino que tenemos que presentar leyes para blindarlos.
¿Pero a usted le pareció mal que el señor Rivera lo hiciera?
No me pareció mal. Y para dejar esto muy claro: si hace falta, y si hubiera ahora una concentración de apoyo a los que quitan lazos amarillos o si sigue habiendo agresiones, yo mismo estaré ahí.

Plan Cataluña

Propone aplicar la Ley de Partidos para ilegalizar la CUP.
No creo que nadie tenga duda de que la política catalana está batasunizada. ¿Saben que los CDR vienen del castrismo? Yo el otro día vi carteles de «Visca Terra Lliure». ¿Eso qué es? Eso no es sólo batasunización, esto es puro enaltecimiento del terrorismo. ¿La Ley de Partidos para qué está? Y se puede pedir la ilegalización de la CUP a instancias del Gobierno, la Fiscalía o a petición del Congreso y el Senado.
O sea que el PP con su mayoría en el Senado puede iniciar el proceso. ¿Cuándo tiene previsto hacerlo?
Cuando se cumple la ley en un Estado de derecho, la gente de bien respira aliviada y los que hayan hecho algo mal pagan las consecuencias. No quiero ponerme belicoso, pero todos sabemos que cuando se busca la paz sin honor se acaba teniendo conflicto y deshonor. El Gobierno sabrá.
Ha anunciado una propuesta para reformar la Ley de Financiación de Partidos.
La reforma de la Ley de Partidos es para que ningún partido que aliente, tolere o no condene la violencia pueda tener fondos públicos. Afecta a partidos y asociaciones.
Todo lo que dice parece en las antípodas de la operación Diálogo.
Yo creo que siempre he sido muy nítido respecto a ese tipo de operaciones. Creo recordar que no fui yo el que dio la rueda de prensa durante el 1 de Octubre. Como portavoz siempre he dicho lo que pienso. Otra cosa es que como presidente puedo decir además todo lo que pienso. Creo que el partido ha aprendido de los engaños de los nacionalistas y sobre todo de la ineficacia de haber esperado a ir los tres constitucionalistas juntos para aplicar el 155.
¿Y de los errores propios?
Bueno, evidentemente, no somos dogmáticos. Es importante dejar muy claro que cuando el PP vuelva al Gobierno habrá una aplicación del 155 sin esperar a que nos apoyen Ciudadanos y PSOE, con la duración que haga falta, con administración nombrada desde Madrid.
¿Qué le parecen los privilegios de que disfrutan los presos del 1-O?
Exijo saber si detrás de los beneficios penitenciarios hay una decisión del Gobierno, si forma parte del pago por el apoyo de los independentistas a la moción de censura y explicaciones en el Congreso. Nos tememos que es el pago de un Gobierno rehén de los secesionistas, que ya Torra dejó caer diciendo que abriría las cárceles si los jueces no hacían lo que ya les pide el Gobierno. Es intolerable y no sé cómo el Gobierno no hace nada para censurarlo. Los sistemas carcelarios a la carta son propios de lugares en los que ha desaparecido el Estado y los que chantajean o amenazan al Gobierno ponen sus reglas.
Si usted hubiera estado en La Moncloa cuando se produjeron las resoluciones del Tribunal de Schleswig-Holstein y de los tribunales belgas, ¿cuál habría sido su reacción?
La que hice el otro día en la reunión previa al Consejo Europeo. España no puede aceptar la humillación de tribunales regionales europeos con sentencias firmes como es el caso del rapero enaltecedor del terrorismo. O con instrucciones y euroórdenes por parte de un Tribunal Supremo a tribunales belgas o alemanes. El Tratado de Schengen está basado en la confianza mutua entre estados. Yo quito la frontera en los Pirineos con la confianza de que si un delincuente se me escapa a Francia, Alemania o Bélgica me lo devuelven. Y si no es así, yo lo que haría es replantear el mecanismo de la euroorden, que es lo que solicité, o incluso replantear Schengen.
¿En qué circunstancias propone replantear Schengen?
Que conste que no hay nadie más europeísta, defensor del euro y de Schengen que yo. Lo que quiero decir es que si no es efectivo en temas tan graves, hay que replantearlo. Pero también hablé de otros puntos importantes. De Gibraltar, porque estamos en el mejor momento para reivindicarlo. De la economía, porque espero el mismo rigor con Sánchez que con Rajoy. De inmigración: de las 25.000 personas que habían llegado por esas fechas a España, de que no se puede provocar un efecto llamada. El quinto tema del que hablé fue de la situación en Cataluña. Les dije que no hicieran caso de Borrell cuando les diga que Cataluña es una nación, y se les hable de los «presos políticos». Hubo un silencio sepulcral, pero todos los líderes jóvenes -Kurz, Wauquiez, Varadkar- estaban en la misma línea. Hay que empezar a hablar en Europa con un tono firme y políticamente incorrecto. No sólo para el tema de España, sino para afrontar una competitividad futura en la que Europa es irrelevante respecto al continente americano y el asiático. Bueno, pues eso va a ser el posicionamiento internacional que va a tener España si yo gobierno.
¿Cómo recuperamos la convivencia con dos millones de independentistas?
Con tiempo y con dinero. Yo creo que hace falta un plan Cataluña para hacer efectiva la presencia del Estado en Cataluña. No se puede querer lo que no se ve. No se puede vivir en Gerona, en un pueblo rodeado de esteladas, sin la menor presencia ni del castellano ni de España. Con manipulación histórica y afectiva, además. Oye, si sabemos que hay obras de teatro subvencionadas por los nacionalistas, habrá que fomentar también el presupuesto para obras de teatro… No digo yo que tengan que ser de propaganda españolista, sino que simplemente no haya una manipulación. En 1992 se podía decir que en España había una bicapitalidad. Barcelona tenía el salón del automóvil más importante, era la capital cultural y artística, de la moda… No es cuestión de poner el Senado en Barcelona o de mandar al Rey a vivir seis meses allí. Se trata de recuperar la Barcelona cosmopolita.

El partido hegemónico

Eso parece que es lo que propone Valls, una candidatura a la que va a apoyar Ciudadanos.
Tenemos una interlocución muy fluida, porque siempre va a tener el apoyo del PP si gana las elecciones. Como lo tuvo Inés Arrimadas. Veo con muy buenos ojos su candidatura pero creo que hay un espacio para el centroderecha liberal. Además Valls no nos ha pedido que nos sumemos a su candidatura. Pero hay que aprovechar la oportunidad. Tabarnia puede tener una traslación real en las elecciones municipales. Si dos terceras partes de los catalanes tienen un alcalde constitucionalista -en el cinturón metropolitano, en Tarragona, Lérida y en Barcelona-, el independentismo acabará de colapsar. El PP será muy generoso.
¿Eso es lo que quería decir con refundar un centroderecha en el que el PP sea hegemónico?
Y eso pasa por tener una muy buena relación con Valls y con Cs. En lo prioritario estamos de acuerdo. Y ésa es mi propuesta en el caso de unas futuras elecciones, considerando que tenemos enfrente a los socialistas aliados con los populistas y batasunos en España. Optimicemos nuestros esfuerzos. En su acta fundacional de 2008 Cs se define como un partido socialdemócrata. Además, tiene un hueco en el centroizquierda porque Sánchez se ha ido al extremo. Es importante que optimicemos esfuerzos. Sobre todo en las provincias de menos de seis diputados en las que nosotros estamos muy consolidados y a Ciudadanos les cuesta sacar representación. Si optimizamos esfuerzos, PP y Ciudadanos sumarán una mayoría absoluta en las próximas elecciones y podrán gobernar sin los nacionalistas.
Pero ustedes defienden el Cupo vasco, Ciudadanos no…
Yo defiendo la Constitución. También esa parte. Hay que ser coherente. Esa posición la he meditado mucho. Si abrimos en canal la Carta Magna no tiene por qué salir lo que Rivera pide o lo que yo pido. Se repartirían las cartas de nuevo. Sería una irresponsabilidad. No tendríamos enfrente a Solé Tura y a Roca, sino a Iglesias y a Puigdemont.
¿Está preparado su partido para una convocatoria inminente de elecciones generales?
Sí, y de hecho es lo deseable. España no aguanta más este Gobierno. Creo que esto es un desastre. Cada día que pasa se daña más la economía, nuestra credibilidad. Por eso yo apelo a que los partidos que tenemos la misma visión sobre el mal gobierno optimicemos esfuerzos y cubramos el espectro electoral que nos haría gobernar sin necesidad de pactar con los nacionalistas.
¿Y Vox? Usted habló de este partido en las primarias.
El PP tiene que ser lo que centralice, lo que represente y agregue. Obtuvimos las mayorías siendo todo lo que está a la derecha del PSOE. Para mí el mundo ideal es que Foro, PAR, UPN, Ciudadanos, Vox estemos unidos o en coalición… Que haya una concentración de los esfuerzos del centroderecha liberal y conservador porque la fragmentación nunca ha sido buena.
¿Mantiene usted una interlocución fluida con el presidente del Gobierno en temas de Estado?
No. Pero yo creo que es que tiene que ser el presidente del Gobierno quien se ponga en contacto con la oposición. Yo tuve un despacho con él en julio y no me ha vuelto a llamar.

El plagio de Sánchez

¿Usted cree que el presidente Sánchez plagió su tesis?
Bueno. Parece evidente. Además, una tesis es un documento público habilitante para el ejercicio de una profesión y de un rango académico. Es muy grave que no quisiera dar explicaciones en el Congreso. Menos mal que el PP le va a hacer comparecer en el Senado. En cualquier caso, lo más grave es que les mande burofax a los medios de comunicación para silenciarlos.
La honorabilidad de la ministra de Justicia está en cuestión por unas grabaciones. ¿Debe dimitir?
Lo que no sé es cómo no ha dimitido todavía. O sea, es absolutamente insólito que siga en el cargo una persona que además hizo todo lo que hizo con Llarena en verano.
¿Y respecto a las grabaciones?
La cuestión es saber si verdaderamente el caso Gürtel -independientemente de la responsabilidad que haya podido tener cualquier alcalde que haya podido engañar a su partido- se maquinó o se presentó como una trama organizada de jueces y policías para tumbar el Gobierno del PP.
Ha establecido usted un vínculo con el inicio del caso Gürtel y la caída del señor Rajoy.
Evidentemente. Vamos, no tengo ninguna duda. Es decir: lo que empieza siendo una instrucción para el PP acaba con una sentencia que es utilizada ese mismo día por Ciudadanos para decir que la legislatura ha acabado. Y por el PSOE para, de forma absolutamente capciosa, decir y sobredimensionar un párrafo con el que por cierto yo no estoy en absoluto de acuerdo. Defiendo la honorabilidad de Mariano Rajoy.
Pedro Duque tiene una sociedad patrimonial. ¿A usted eso le parece mal?
No soy yo el que me he quejado de las sociedades patrimoniales para tener un inmueble, siempre y cuando cumplan con los impuestos preceptivos. Ahora, si Pedro Sánchez dice públicamente que no admitiría a nadie en su Ejecutiva con una sociedad patrimonial, ¿por qué admite a un ministro? Lo que sucede es que ya está tan debilitado que le usa de escudo humano.
Algunos ciudadanos perciben un trato de favor hacia usted desde la Universidad Rey Juan Carlos.
En absoluto. Porque ni siquiera lo ha apreciado la Justicia.
¿Usted compromete su palabra en la existencia de los trabajos?
Lo que ha pasado con mi currículum ha sido lo siguiente: durante seis meses me lo han observado más que a ningún otro político de España. Pusieron en duda mi primera carrera y lo archivó la universidad. Pusieron en duda mi segunda carrera y lo archivó la universidad. Pusieron en duda mis cursos de especialización internacional y no sólo contestaron dándome la razón, sino que dijeron que no sólo era un curso, sino que yo había estado dos años colaborando con dos universidades americanas. Respecto al tema del máster, la Fiscalía pidió el archivo, el Tribunal Supremo lo archivó y la propia jueza de instrucción también lo archivó. No pido ningún resarcimiento, pero creo que lo mínimo es que la gente reconozca que dije la verdad, que tenía todo en regla y que verdaderamente se ha sido muy injusto conmigo.
Si usted estuviera en La Moncloa, ¿qué haría para combatir la desaceleración que parecen evidenciar todos los indicadores?
Un plan de reforma fiscal inmediato. En el primer Consejo de Ministros: bajada del IRPF hasta el 39%, bajada de Sociedades hasta por debajo del 20%, bajada de cotizaciones sociales y supresión de Donaciones, Sucesiones y Patrimonio. Esto se financia, además de con el exceso de recaudación, con cierta simplificación en deducciones, ampliación de bases imponibles y acercamiento de tipos nominales al tipo real.
¿Qué posición aspira que tenga España en el exterior?
España tiene que ser el hub del Atlántico. Nuestra relación con EEUU tiene que ser óptima, gobierne quien gobierne. Nuestra presencia en Iberoamérica se tiene que potenciar mucho más. Nuestro papel de arbitraje tradicional del Mediterráneo se tiene que explotar y nuestro no contencioso histórico con África, quitando muy poco territorio, tiene que ser una oportunidad. En Europa, España necesita ser esa tercera potencia que comprenda la alternativa al eje franco-alemán.

Exhumar a Franco

Dice usted estar orgulloso de la herencia de Rajoy, de la de Aznar y de la de Fraga. ¿Puede explicar la abstención en la exhumación de Franco teniendo como fundadores a miembros del Gobierno de Franco?
El PP es un partido que ha tenido tres presidentes: Aznar, Rajoy y yo. Y AP es un partido claramente constitucional, democrático, que surge antes de la refundación. El PP no es sólo AP, también es CDS… Lo que yo quiero decir es que yo represento al PP, que es un partido que no tiene que dar ninguna explicación sobre el periodo previo a la democracia.
¿Cree usted, como escribió el señor Maíllo, que Franco es como Lenin y Hitler?
Probablemente a Fernando le pase lo que a mí. Que por motivos familiares sentimos una especial aversión por ese régimen y hay que respetarlo. Es compatible con decir que el PP no va a estar preocupado con lo que pasó en España hace 43 años. Y mucho menos con lo que pasó en España hace 80. Hablar de Franco en 2018 es morder el anzuelo de la izquierda. Yo he dicho que no me gusta la Ley de Memoria Histórica y he propuesto una Ley de Concordia que, de hecho, la deroga.
Las dos almas del PP…
El PP no tiene dos almas, el PP tiene tantas almas como tienen sus militantes. Si queremos hacer un partido de mayoría, de aspiración de gobierno, de hegemonía, lo que tenemos que tener es matices.
¿Y en este contexto por qué no ha sido posible integrar a Soraya Sáenz de Santamaría?
No lo sé. Habrá que preguntárselo a ella.
Se lo pregunto a usted…
Creo que Soraya Sáenz de Santamaría es un valor en el partido, y cuando decidió salir del grupo parlamentario, bueno, pues fue su decisión, y yo tengo que respetarla.
Se esperaban grandes fichajes a su llegada.
Nos hemos puesto de plazo hasta primeros de diciembre, y estamos todavía analizando candidatura a candidatura. Por ahora no tenemos la decisión tomada.
¿Dependerá de la convención que celebrarán en diciembre?
No. Quiero que los candidatos lleguen antes para que precisamente en la convención se hable de ideas y no de nombres.

Ley del Aborto

¿Van a proponer derogación de la Ley del Aborto de Bibiana Aído?
Yo parto de la base de que el aborto no es un derecho, es un fracaso. Entonces mi posicionamiento es que había una ley en España que era la de supuestos, promulgada por un Gobierno socialista y aceptada por un Gobierno popular, que lo que hacía es que en España no estuviera penalizado pero que no fuera reconocido como un derecho.
Algunos lo ven muy conservador.
Yo no creo que haya nada más progresista que defender la vida, y sobre todo desde este posicionamiento. No es un giro radical. El golpe de mano lo dio Zapatero, que fue quien dividió a la sociedad ante una cosa que no había demanda y, sobre todo, que ya estaba perfectamente solventada.
El PP también se opuso entonces al matrimonio homosexual de Zapatero.
Los liberales lo que hacemos es defender los derechos. Los del no nacido en el caso del aborto. En cuanto a que dos personas del mismo género, del mismo sexo, jamás me voy a meter en la vida privada de las personas, de a quién quieren o de con quién quieren vivir o con quién quieren compartir sus vidas y sus derechos. Solo faltaba. Mi posición es de sobra conocida.

Las pensiones

Respecto a la subida de las pensiones, ¿cuál es la posición del PP, teniendo en cuenta que el déficit de la Seguridad Social es de 20.000 millones?
Me parece bien que el IPC sea uno de los índices de referencia para actualizar las pensiones, pero no puede ser el único índice. Tenemos que tener también en consideración el crecimiento económico, cómo va el mercado laboral, porque si no estaríamos engañando a nuestros hijos. Nos estaríamos engañando a nosotros mismos, porque ya no podemos decir que las pensiones son solamente sostenibles con la incorporación de cotizantes a la Seguridad Social, nuestra receta durante estos años. Yo quiero mirar a 30, 40, 50 años vista. Vamos a vivir muchísimo más. No sólo está la revolución digital, la medicina, la genética va aumentar la longevidad. También hay que añadir el problema de la natalidad. Evidentemente va a haber que pensar en modelos de sistemas de pensiones que se hagan sostenibles. ¿Cuáles? Para eso está el Pacto de Toledo. Yo creo que es bueno que se analice el modelo de capitalización mixta, los modelos que tenemos en los países nórdicos, el de los países americanos, es decir, que veamos cómo son esos términos. Desde luego lo que no sería sostenible es meter las pensiones en el Presupuesto.