Voluntarios de CAI llevan la lectura a los lesionados neurológicos del Servet

“Cada miércoles un libro” es la nueva iniciativa de la Fundación Caja Inmaculada (CAI) que busca acercar la lectura personalizada a los lesionados medulares y neurológicos del Hospital Miguel Servet de Zaragoza de forma gratuita.

Los voluntarios de la Biblioteca CAI Mariano de Pano son los encargados de prestar este servicio que se desarrollará todos los miércoles de 18.00 a 19.30 horas en la sala de estar de la Unidad de Rehabilitación Neurológica o en la habitación del usuario, si así lo prefiere, según han anunciado fuentes de la Fundación CAI en nota de prensa.

Para la Fundación CAI, estos encuentros destacan por “su emotividad y gran respuesta”. Dado que las estancias en esta unidad son largas, esta actividad resulta “muy positiva para el bienestar y recuperación de estas personas, razón de ser del servicio y objetivo prioritario de este servicio?.

Por su parte, los pacientes pueden elegir entre leer el libro solos, o bien solicitar que alguno de los voluntarios se lo lea. Además, todos ellos tienen acceso al fondo bibliográfico de la biblioteca que, actualmente, se aproxima a los 50.000 volúmenes.

Según han informado, esta actividad incluye también el préstamo de libros para los acompañantes de las personas ingresadas y se complementa con clases de ajedrez que el voluntario Ángel Velamazán imparte dos jueves al mes, de 18.00 a 19.30 horas en la misma unidad.

La iniciativa se lleva a cabo en coordinación con el Área de Gestión de Participación y Ciudadanía en los Sectores 1 y 2 del Servicio Aragonés de Salud y responsables de Enfermería de la Unidad de Rehabilitación Neurológica.

El equipo de voluntarios, dirigido por las empleadas de la biblioteca María José Gálvez y Lorea Oña, está formado actualmente por Sofía Antón, Isabel Ezpeleta, María Luisa Falo, Ignacio Marañón, Ana María Delgado, Purificación Jiménez, Milagros Martínez y Pilar Tena.

“Cada miércoles un libro” surge de un servicio similar creado en enero de 2017 por la Biblioteca CAI Mariano de Pano en el Hospital Nuestra Señora de Gracia, que permite que los pacientes y acompañantes dispongan de los libros que deseen el mismo día que los solicitan sin necesidad de ir a buscarlos al centro.