Los alumnos de la UZ que aprueben el 50% de los créditos pagarán la mitad en su matrícula

Los alumnos de la Universidad de Zaragoza que aprueben la mitad de los créditos en los que se han matriculado verán reducido el precio de la matrícula del siguiente curso en un 50%. Esta es una medida pionera en el país que ha impulsado el Gobierno de Aragón para “estimular el esfuerzo de los estudiantes”. De esta manera, un estudiante de Medicina que paga 1.400 euros de matrícula abonará 700 euros si aprueba el 50% de los créditos independientemente de la nota y de su renta.

Los estudiantes podrán acogerse a esta medida si llevan dos años empadronados en Aragón y solo tendrá validez para las asignaturas que se cursen por primera vez, no en las segundas matrículas. La medida se aplicará tanto para los que se matriculen en 60 créditos, el total de un curso, como en 42. En la segunda circunstancia, los alumnos tendrán que aprobar 22 créditos y verán bonificado el 50% de la cantidad que hubieran abonado.

Según los cálculos del Departamento de Universidad, la medida 50×50 beneficiará a unos 15.000 estudiantes, lo que supondrá una reducción de ingresos de cinco o seis millones de euros. No afectará al presupuesto del Ejecutivo aragonés de este año porque esta disminución se compensará en las cuentas de 2019.

La consejera del ramo, Pilar Alegría, ha explicado que esta medida se aplicará en todos los cursos excepto en el primero, ya que no compensarán las notas que se obtengan en Bachillerato. Por ello, ha incidido en que hay otros incentivos, como las Becas Rector o las del Ministerio de Educación, a las que podrán acogerse estos alumnos en su primer año. De igual manera, no podrán acogerse a la medida 50×50 los estudiantes que ya vean su matrícula cubierta con algunas de estas becas.

Alegría ha recordado que la cuantía de las becas se ha incrementado de 275.000 euros en 2015 hasta los 3,2 millones de euros en 2018. Un aumento que se vincula también al número de alumnos becados, que ha pasado de 225 hasta los 2.000. La consejera ha explicado que con esta medida pretenden “generar una verdadera igualdad de oportunidades” y “apoyar a las familias que se esfuerzan”.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, se ha mostrado encantado con esta iniciativa porque buscan “la accesibilidad de la Universidad” con todas las medidas que están implementando. También quiere conseguir que Aragón sea “meritocrático” para conseguir la igualdad “estimulando el trabajo, el talento y la creatividad”.