La Diputación de Teruel, Ibercaja y el Obispado de Teruel restaurarán 15 iglesias

La Diputación de Teruel, Ibercaja y el Arzobispado de Teruel y Albarracín han suscrito hoy un convenio para financiar la restauración de 15 iglesias y templos de la provincia de Teruel, siguiendo una colaboración que llevan años desarrollando para la conservación del patrimonio eclesiástico que se encuentra en peor estado.

El convenio lo han suscrito este miércoles el presidente de la DPT, Ramón Millán; el Obispo de la Diócesis de Teruel y Albarracín, Antonio Gómez Cantero; y el director provincial de Ibercaja, Jesús Antonio Beamonte, por el que se invertirán 224.500 euros en estas actuaciones “urgentes” para evitar el estado de deterioro de los templos.

De esta inversión, la Diputación de Teruel aportará 70.000 (31,18 %), 69.500 euros serán del Obispado Teruel-Albarracín (30,96 % del total), 70.000 euros de las parroquias afectadas (31,18 %) y 15.000 euros de la aportación de la Fundación Bancaria Ibercaja (6,68 %).

El Obispo de la Diócesis de Teruel y Albarracín, Antonio Gómez, ha explicado que se trata de intervenciones urgentes que deben atender como titulares de este patrimonio, y ha agradecido la aportación de las instituciones y el esfuerzo de las parroquias, “muchas de ellas muy pequeñas, para conservar nuestros templos”.

Como también ha hecho el obispo, el director provincial de Ibercaja en Teruel, Jesús Antonio Beamonte, ha incidido en la idea de que este convenio “es un ejemplo de colaboración entre entidades” que comparten su interés por la conservación del patrimonio.

Para el presidente de la Diputación de Teruel, Ramón Millán, la conservación de este patrimonio cultural y artístico es una obligación y una “defensa de la cultura aragonesa”.

Los templos en los que se actuará pertenecen a los municipios de Abejuela, Blancas, Concud, Cucalón, Cuencabuena, Fortanete, La Zoma, Lidón, Obón, Ojos Negros, Perales del Alfambra, Teruel, Villar del Cobo, Villar del Salz y Villarroya de los Pinares.

Se trata sobre todo de obras de restauración en tejados y portadas, así como el saneamiento de bóvedas, y solucionar los problemas de humedades.