El IAF estrena etapa con el objetivo de ayudar a crecer a 100 pymes y a impulsar 80 ‘startups’ al año

Presenta su nuevo posicionamiento estratégico, con cinco ejes basados en la innovación, el  crecimiento, el emprendimiento, el territorio y la cercanía de la Administración a la empresa.

El Instituto Aragonés de Fomento (IAF) se ha marcado como objetivo respaldar cada año el crecimiento de un centenar de pequeñas y medianas empresas de Aragón y la creación de 80 ‘startups’ innovadoras. Este es uno de los principales retos que se ha marcado el director del IAF, Daniel Rey, en la puesta de largo de la nueva etapa del organismo, que ha presentado su renovada imagen corporativa y posicionamiento estratégico, estructurado en cinco ejes centrados en la empresa.

El acto, organizado en el hotel Alfonso I de Zaragoza, ha contado con el respaldo del presidente aragonés, Jorge Azcón, la vicepresidenta económica, Mar Vaquero, los consejeros Tomasa Hernández y Manuel Gimeno y una nutrida representación empresarial. Los que han estado ausentes han sido los socios de gobierno del PP, ya que no ha acudido ningún representante, mientras sí ha asistido el principal partido de la oposición, PSOE, con su portavoz en la comisión de Economía y exconsejera del ramo, Marta Gastón.

Daniel Rey ha remarcado que la nueva estrategia del IAF se enmarca en cinco ejes que buscan apoyar a las empresas en su crecimiento e innovación, el emprendimiento, la vertebración del territorio y, por último, la cercanía con la Administración autonómica. Esto supondrá la puesta en marcha de un centro de atención personalizado para las empresas y la creación de un programa específico para impulsar la transformación digital de la pyme, Aragón Hub Tecnológico.

El presidente aragonés ha garantizado que las pymes van a tener un «protagonismo especial» porque el Ejecutivo PP-Vox es consciente de que suponen el 99% del tejido empresarial y dan empleo a la mitad de los trabajadores aragoneses. «Vamos a seguir trabajando para que lleguen grandes inversiones y las principales tecnológicas del mundo se fijen en nuestra Comunidad, pero no vamos a olvidarnos de que la base fundamental de la economía de Aragón que son las pequeñas y medianas empresas», ha resaltado.

Azcón ha aprovechado el acto para lanzar otro ataque al Gobierno de Pedro Sánchez, cuestionando sus «injerencias» en el tejido empresarial, en la línea de lo expresado esta misma semana por Cepyme en su asamblea general, tal y como ha subrayado. «Quieren que su manifiesto por la libertad de empresa resuene en todos los rincones del país; basta ya a la injerencia del Gobierno en la empresa», ha indicado.

Palanca de transformación

Por su parte, la vicepresidenta segunda y consejera de Economía, Mar Vaquero, ha confiado en que el IAF acierte con su cambio de estrategia y orientación como instrumento público, aunque seguirá teniendo como reto «ponerse al lado de las empresas» y captar fondos públicos de Europa. De este modo, ha añadido, servirá de «palanca de transformación» del tejido industrial, sustentado en valores como el inconformismo frente a un trabajo por «inercia».