Las temperaturas aplazan las aperturas de las estaciones de Candanchú y Astún

Las altas temperaturas de estos días en la comunidad autónoma de Aragón, así como las lluvias, han provocado el retraso de las aperturas de las estaciones de esquí de Candanchú y de Astún, informan ambas en sendos comunicados.

El próximo miércoles, antesala del puente festivo de la Constitución, es cuando Astún tenía previsto abrir al público la nueva temporada de esquí, pero, “debido a las adversas condiciones meteorológicas del pasado fin de semana”, se ha decidido el aplazamiento a una fecha aún por determinar.

Lo mismo ha aducido Candanchú para hacer oficial que este puente de la Constitución, del jueves al domingo de esta semana, tampoco estará accesible al público.

En esta última, el año pasado por estas mismas fechas, sí que se abrieron las pistas, pero la cantidad de nieve acumulada no es ahora la suficiente, y todo ello a pesar del trabajo llevado a cabo por los operarios de la estación, quienes se han afanado en mantener la nieve caída durante noviembre y producir más cuando las temperaturas lo han hecho posible.

Señala la estación de Candanchú que a estas alturas de 2017 se habían producido 26.284 metros cúbicos de nieve; este año, sin embargo, sólo se ha podido almacenar algo menos de 3.000.

El Telesilla Tobazo, pese a todo, podrá usarse, y el público podrá disfrutar de un aperitivo en la cafetería, o hacer uso de las barbacoas en la terraza de Pisa Grande, recuerda la estación en la nota de prensa.