Sánchez, despedido con un monumental abucheo tras el desfile del 12 de octubre

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido despedido con un monumental abucheo tras su primer desfile del 12 de Octubre desde que llegó a La Moncloa el pasado mes de junio con la moción de censura contra Mariano Rajoy. Cuando la caravana de coches en la que viajaba el presidente recorría el paseo de la Castellana rumbo al Palacio Real, donde el Rey ofrece una recepción con motivo de la Fiesta Nacional, miles de personas que habían acudido a presenciar la parada militar empezaron a silbarle y abuchearle.

Ya a la llegada de Sánchez a la Plaza de Lima, donde estaba instalada la tribuna presidencial, se escucharon pitos y voces de “¡fuera!” y “¡okupa!”, que se fueron repitiendo a lo largo del acto, oportunamente acallados por la megafonía, pero al final, una vez que se hubieron marchado los Reyes, subieron de noto y se mezclaron con la demanda de elecciones.

Este tipo de protestas no se producían durante el desfile de la Fiesta Nacional desde la etapa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-11), cuando los gritos y pitidos llegaron incluso a impedir que se escuchara el tradicional homenaje a los caídos.

A pesar de las malas condiciones meteorológicas, que han obligado a suspender la participación de aeronaves —con excepción de la Patrulla Águila, que al inicio del acto ha sobrevolado el centro de Madrid dibujando con humo los colores de la enseña nacional—, miles de personas, muchas de ellas portando banderas de España, han abarrotado los dos kilómetros de recorrido del desfile.

Las muestras de rechazo al presidente han contrastado con el caluroso recibimiento que ha dedicado el público a los Reyes y a sus hijas. Por vez primera, la princesa Leonor ha ocupado un lugar preferente en la tribuna, a la derecha de su padre y portando el Toisón de Oro que este le impuso el pasado 30 de enero, un gesto con el que la Casa del Rey ha querido hacer patente su condición de heredera de la Corona. Su hermana Sofía se ha situado a la izquierda de la Reina.

La Reina, junto a sus hijas, la princesa Leonor, y la infanta Sofía.
La Reina, junto a sus hijas, la princesa Leonor, y la infanta Sofía. JuanJo Martín EFE

Entre los asistentes se encontraban los líderes del PP, Pablo Casado, y Ciudadanos, Albert Rivera; además de todos los presidentes autonómicos, excepto los de Cataluña, País Vasco, Navarra y Baleares. Esta última, Francina Armengol, debido a las inundaciones del pasado martes en Mallorca. Respecto a los ministros, solo han faltado el de Fomento, José Luis Ávalos, y el del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este último por una indisposición.

Casi 4.000 militares y 152 vehículos han participado en el desfile. Entre sus novedades, la presencia de efectivos de Protección Civil y Salvamento Marítimo y seis banderas nacionales de época para celebrar el 175 aniversario de la enseña española.