Semana clave en 91 colegios que votan la jornada continua

El debate de la jornada continua llega a su semana clave en Aragón. Las familias de 91 colegios votarán entre el lunes y el jueves de la próxima semana el cambio horario. Casi la mitad de los colegios de Aragón ya tienen jornada continua, y en esta tercera convocatoria aspiran a sumarse cerca de un centenar. Para ello tendrán que conseguir el apoyo del 55% del censo de padres y madres, igual que en los dos años anteriores.

Ahora hay 171 colegios con jornada continua: 79 que comenzaron en el curso 2016-17 y 92 en este curso escolar 2017-18. De estos, la mayoría son centros públicos y especialmente del medio rural. La próxima semana votarán las familias de 26 colegios de Huesca, 11 de Teruel y 54 de Zaragoza. Hay localidades donde todos sus centros ya tienen jornada continua, como Monzón, La Puebla, María de Huerva, Alcañiz, Utebo y Calatayud. En la ciudad de Teruel, todos tienen horario continuo menos uno, La Salle, que ahora votará el cambio.

En las dos primeras convocatorias, solo 12 colegios concertados aprobaron la implantación de la jornada continua en Aragón: Cantín y Gamboa en Zaragoza, Minte y Santa Ana en Monzón, Santa Ana en Sabiñánigo, La Inmaculada y San Valero en Alcañiz, Las Viñas, la Purísima y Victoria Díez en Teruel, Nuestra Señora del Castillo en Alagón, Santa Ana en Calatayud y Santa María de la Esperanza en Pina de Ebro. La próxima semana votarán otros nueve: El Buen Pastor y Santa Ana en Zaragoza, Nuestra Sra del Pilar y Sagrada Familia en Tarazona, Santa Ana en Borja, Santa Ana en Caspe, Santa Ana en Fraga, Escuelas Pías en Jaca y La Salle en Teruel.

Los colegios que votan presentaron un proyecto de innovación y flexibilización horaria, que ha sido respaldado por el consejo escolar y el claustro, y ha recibido el visto bueno de la Administración. La DGA ha aprobado todos los proyectos presentados excepto uno. Y ahora cada colegio ha establecido un día de votación entre el lunes 12 y el jueves 15 de marzo. También se puede votar por correo certificado.

Votaciones en Zaragoza

En la ciudad de Zaragoza, donde ahora hay 29 colegios con jornada continua, se podría duplicar este número. Algunos de los que votan son San Jorge, Eliseo Godoy, Cesáreo Alierta, El Espartidero, Tío Jorge, Eugenio López, Lucien Briet, La Jota, Zalfonada, La Estrella, Hermanos Marx, José Antonio Labordeta, Josefa Amar y Borbón, Jerónimo Zurita o Tomás Alvira.

Algunos se presentan por primera vez a la convocatoria de tiempos escolares, y otros ya lo hicieron en 2016 y no consiguieron el respaldo suficiente. La Orden de tiempos escolares establece un periodo de “carencia”, por el que los centros donde se ha votado y no ha salido deben esperar un año antes de volver a presentarse. Es el caso, por ejemplo, de los colegios Zalfonada o del Eugenio López de Zaragoza. Aunque la normativa de este año estableció una excepción para algunos centros del medio rural y para los centros integrados (como la Jota, que volverá a votar este año).

La mayoría de los centros proponen un horario lectivo similar: clases de 9.00 a 14.00, con uno o dos recreos. Como muestra, el proyecto del Eugenio López. En Infantil planean tres periodos de actividades y dos recreos (de 10.30 a 10.45 y de 12.00 a 12.30). En Primaria tendrán dos periodos de clases de 9.00 a 10.30 y de 10.30 a 12.00, luego recreo de 12.00 a 12.30 y tercer periodo lectivo de 12.30 a 14.00. Para los niños que se queden al comedor habrá dos momentos de salida: de 15.15 a 15.30 y de 16.15 a 16.30. Por las tardes habrá refuerzo gratuito impartido por profesores del centro y actividades extraescolares. Se mantiene el servicio de madrugadores (de 7.30 a 9.00) y de guardería por las tardes (de 16.30 a 17.30).

Dudas y críticas

La plataforma Sí a la jornada continua en Aragón pidió hace unos días que se ampliaran los horarios de votación en los colegios para facilitar la participación. El equipo directivo es el que marca los horarios en cada centro. El colegio Gascón y Marín de Zaragoza ha ampliado su horario tras la recomendación de Educación y las familias podrán votar entre las 9.00 y las 18.30. La mayoría de los centros tiene horarios amplios y continuos de votación. Por ejemplo: el Foro Romano de Cuarte de Huerva, votará el miércoles de 7.30 a 20.00; el Hermanos Marx de Zaragoza, también el miércoles de 8.00 a 21.00; el Jerónimo Zurita, de 8.00 a 20.00, el San Jorge, votará el jueves de 7.30 a 19.30.

Esta plataforma y los sindicatos de profesores consideran que exigir el 55% del apoyo favorable del censo de padres y madres es una cifra elevada, porque de esta manera la gente que no vota cuenta como voto negativo. Pero el Departamento de Educación se ha mantenido firme en este requisito desde el primer año de la convocatoria, en 2016.

La Plataforma por la jornada partida y la Federación de asociaciones de padres de la escuela pública (FAPAR) han criticado en numerosas ocasiones que se vinculen los proyectos de innovación con la jornada continua. “Estamos percibiendo que numerosos proyectos presentados se han convertido en apologías de la jornada continua sin argumentar en ningún caso la necesidad de introducir cambios horarios para implantar sus proyectos de innovación. Entre otras razones porque la mayoría de los proyectos de innovación que se describen o ya se están desarrollando y en consecuencia no precisan modificaciones de jornada, o bien se podrían realizar igualmente en la actual jornada”, afirmaba FAPAR este viernes.

FAPAR también critica que en muchos proyectos de tiempos escolares se programen dos recreos en Primaria. “Esta división no es efectiva para conseguir la necesaria desconexión del alumnado. Además, en algunos centros que habían puesto dos recreos se están replanteando la situación”. Otra duda compartida es cómo se organiza el comedor. Algunos colegios que ahora tienen dos y tres turnos plantean un único turno con la jornada continua.

El Departamento de Educación evaluó a final del curso pasado los proyectos de tiempos escolares en los primeros 79 centros que empezaron con la jornada continua en el curso 2016-17. El 93% de las familias encuestada se mostraban “muy o bastante satisfechas” con la implantación del nuevo horario. La DGA destaca que en los centros ha mejorado la convivencia y han disminuido los conflictos durante la franja del comedor. En algunos colegios el número de comensales ha descendido en más de un tercio, pero la DGA subraya que en general la disminución ha sido inferior a lo esperado.