Rosa Plantagenet-Whyte: “La soledad es la peor epidemia entre las personas mayores”

En la actualidad existen 70.000 personas en situación de soledad que viven completamente solas en Aragón. Por ello, desde la organización Seniors en Red y el Consejo Aragonés de Personas Mayores ( Coapema) firmaron un convenio para poner fin a esta situación.

Su objetivo es el de erradicar “la peor epidemia entre personas mayores” y conseguir, más que un voluntario, “un amigo” que las acompañe y les haga sentirse útiles. Por ello, desde ambas asociaciones buscan tanto gente dispuesta a hacer voluntariado como gente que se encuentre en una situación de soledad.

Ambos denuncian que la sociedad está excluyendo a las personas mayores y que, “desde que se levantan hasta que se acuestan están solas”.

Pregunta.- Dentro de unos pocos meses, Seniors en Red cumple dos años de vida en los que ha realizado multitud de tareas en pro de las personas mayores y el voluntariado, ¿qué destacarían de este tiempo de vida?
Rosa Plantagenet.– Con muchísimo éxito, Seniors nació hace dos años en los que vimos muy claro que el objetivo era luchar contra la soledad de las personas más mayores de nuestra Comunidad. Hay personas que se están quedando solas y aisladas en sus propios domicilios, en residencias, porque su estructura familiar ha cambiado y a lo mejor está viviendo lejos. Si alguien quiere hacer algo por esta sociedad, hay que darles un poco de tiempo. Ir y paliar esa soledad, que se está convirtiendo en una auténtica enfermedad del siglo XXI.

P.- Por otro lado, Coapema lleva ya 28 años trabajando en los que han conseguido multitud de premios y reconocimientos…
Javier Iriarte.- En estos años hemos llegado a tener 240 asociaciones en Aragón y en España, Francia, Alemania… Ademá las actividades que nosotros tenemos son numerosísimas, porque tenemos que cubrir una poblacion de 260.000 socios en la Comunidad. Nuestros programas son de formación, manualidades, lúdicos, música, teatro… sobre muchas cosas que pueden ayudar a las personas, si nos piden algo específico también lo hacemos.

P.- Ambas organizaciones han firmado recientemente un convenio para mejorar las condiciones en las que se encuentra el colectivo de personas mayores…
R.P.- Sí. Ellos van a ser los encargados de ponernos en contacto con todas aquellas personas mayores que están solas y, nosotros, nos encargaremos de proporcionar un voluntario para ellos. Coapema ha querido hacer algo rompedor, que es una sinergia con nosotros y queremos llegar a todos los rincones de Aragón.
J.I.- Algo muy importante que estamos haciendo es favorecer el asociacionismo. Para combatir la soledad, que es el principal punto del acuerdo, tenemos que desarrollar actividades y, para eso, ¿qué mejor manera que formar un equipo? Asociarnos es fundamental.

P.- ¿Podríamos decir que la soledad es el principal problema al que se enfrenta el colectivo de personas mayores en la actualidad?
J.I.- La soledad es una epidemia y se extiende como una gripe. Cada vez existe más porque los núcleos familiares son más débiles. Ahora es cuando el ser humano, me parece, empieza a sentirse más solo, cuando la soledad empieza a abrirse.
R.P.- Así es, hay que tener en cuenta que la soledad no llega de un día para otro, no es una enfermedad aguda sino crónica que se va instaurando poco a poco. El problema viene cuando sienten que no eres nada para nadie. Esa es la razón por la que nosotros proporcionamos ese “amigo”.

P.- Además del aislamiento, ¿también existen estigmas sociales que empeoran la situación?
J.I.- La sociedad tiende a clasificar a todo el mundo. De esta manera, la juventud es la que está acaparada dentro de los medios y de la sociedad. Lo que vende son los jóvenes. ¿Y lo otro? No interesa. La sociedad está excluyendo a esas personas que pagan sus tributos, que tienen sus derechos y que tienen que reclamarlos.
R.P.- Además, poco a poco, van perdiendo las redes de apoyo y se van quedando solas, a veces por comodidad y a veces por obligación. Cuando su vida no tiene repercusión de cara al exterior, cuando desde que se levanta hasta que se acuesta no tiene a alguien con quien compartir, es cuando está sola.

P.- ¿Cuáles son los protocolos de actuación que proponen para revertir esta situación?
R.P.- Cualquier persona puede llamar a Coapema, entonces, rellenan una ficha que recoge tanto el deseo de ser voluntario como la necesidad de alguien que está solo. A nosotros después nos llaman y hacemos la gestión para poder visitar a esa persona y poder poner un amigo en su vida.

P.- ¿Y cuál es la principal misión para erradicar la soledad?
J.I.- Lo importante es transmitir que hay que favorecer las relaciones interpersonales físicas, porque no vale salir y que cada uno esté con su teléfono. Se puede hablar de astronomía, de economía, de cualquier cosa, pero, sobre todo, no vivir en una burbuja porque es lo peor que nos puede pasar.

P.- Rosa, como doctora y geriatra, ¿qué opina del Primer Plan Estratégico de Envejecimiento Activo que ha anunciado Sanidad? ¿Resulta útil?
R.P.- El Ministerio de Sanidad está viendo el envejecimiento como un reto generacional, por lo que hay que hacer partícipes a todas estas personas de un envejecimiento activo. Eso es lo que yo creo que el Ministerio busca que esas personas no estén descatalogadas ni al margen porque necesitamos su experiencia. Y, además, pretenden impulsarla en todos los frentes, no solo está en atender a la soledad y dependencia.

P.- Javier, usted coordina el grupo de pensiones a nivel nacional, ¿el poder adquisitivo de las personas mayores y la dependencia también supone un gran reto?
J.I.- Es un problemón y estamos profundamente preocupados. Si bien hay gente que vive de sus pensiones y que hoy día tiene que compartilas para ayudar a hijos y nietos, es posible que esas personas puedan defender su casa pero otros no. Los aumentos de pensiones son tan exiguos… Si tiene 700, el añadirle un euro no es que sea ridículo, es que es insultante.