ERC presiona a Puigdemont para la presidencia simbólica: “No necesitamos acuerdos a medias”

ERC ha incrementado la presión sobre Carles Puigdemont para que acepte ser president simbólico y favorezca la formación de un Govern “efectivo” en Cataluña. La secretaria general de los republicanos, Marta Rovira, no ha escondido el malestar en el partido por los obstáculos que plantea Puigdemont y le ha instado a ceder y llegar a un acuerdo de gobierno “global”, no sólo limitado a su rehabilitación como mandatario. “No necesitamos ni queremos acuerdos a medias” ha sostenido Rovira durante el Consejo Nacional del partido celebrado en su sede de la calle Calabria.

El mensaje de ERC llega apenas 24 horas después de que Puigdemont, a través de Junts per Catalunya (JxCAT), insistiera en retener cuotas de poder real. Su grupo parlamentario presentó el viernes en el Parlament, en solitario y con la abierta oposición de ERC, una propuesta para reformar la Ley de Presidencia y que pueda afrontar la investidura a distancia.

La iniciativa de JxCAT ha acabado, sin embargo, con las tibiezas en los republicanos. Rovira ha puesto este sábado sobre la mesa las cuatro condiciones que exigen para llegar a un acuerdo con JxCAT y que anularían, de facto, los intentos de Puigdemont por retener una presidencia real y que asuma su papel de símbolo en el extranjero. “Para que el acuerdo sea firme y sólido debe incluir un debate de investidura efectiva, reconocer la legitimidad de Carles Puigdemont en Bruselas, un plan de legislatura y un acuerdo de Govern“.

Los republicanos consideran que el bloqueo actual, que atribuyen al president cesado, no hace más que prolongar la aplicación del artículo 155 con el que el Gobierno “socava lo que hemos conseguido en materia social”. Por ello, ha instado a Puigdemont y a JxCAT a llegar a acuerdo que permitan formar, cuanto antes, un Govern “efectivo” para “recuperar las instituciones”.