Los Premios de El Debate se convierten en una apasionada defensa de España en el día del agravio de la Amnistía

Telefónica, Tunku Varadarajan y la Real Academia Española han sido los galardonados en una gala celebrada en el Four Seasons de Madrid

En tiempos de zozobra política y crispación, resulta ineludible defender los valores y el espíritu sobre los que se cimenta la unidad de España. Reconocer a instituciones y personas que se esfuerzan por una evolución positiva de nuestro país. Con ese propósito nacieron los Premios Proyección de España, otorgados por El Debate, y cuya segunda edición se celebró este jueves en el hotel Four Seasons, en el corazón de Madrid. José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, recibió el premio en la categoría de empresas; Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española, en el plano cultural; y Tunku Varadarajan, colaborador de opinión de The Wall Street Journal, en el ámbito de la comunicación. Una entrega de premios patrocinada por Asisa, CBNK (el banco para colectivos esenciales) GEE y Hyundai, así como la colaboración de Cervezas Damm.
Una noche de celebración, en la que no se pudo evitar hacer referencia al día triste y negro que ha vivido nuestra democracia este jueves, tras la aprobación de la Ley de Amnistía en el Congreso. Alfonso Bullón de Mendoza y Gómez de Valugera, presidente de El Debate y de la Asociación Católica de Propagandistas, arrancó su intervención analizando lo que supone este agravio para España. «Permítanme que me salga mi vena de catedrático de Historia Contemporánea el día en que por primera vez en nuestra historia se aprueba una amnistía que abre muchas más heridas de las que acaso pueda cerrar», expresó.
Bullón de Mendoza aplaudió el papel de las personas que siguen trabajando por España y que merecen que se reconozcan sus méritos. También la labor del periodismo y los logros alcanzados por El Debate. «Celebrar que en sus dos años y medio de singladura, con más de 1 millón de lectores diarios, se ha convertido en un auténtico referente en nuestra prensa».

El director de El Debate, Bieito Rubido, tampoco obvió su desazón por la aprobación de la Ley de Amnistía. «Evidentemente, el periodismo no puede ser ajeno a la actualidad. Es más, el periodismo es sinónimo de actualidad y por eso, inevitablemente, hoy tenemos que decir que es un día triste para la democracia española », afirmó.

Puso en valor a los periodistas como conciencia crítica del poder, en una sociedad democrática, aunque algunos de estos profesionales hayan extraviado el rumbo. «Hoy algunos periodistas han decidido abandonar algunas de sus virtudes, como la objetividad, la equidistancia necesaria, para ponerse al lado de uno de los bandos y eso no ayuda a la convivencia. Desde El Debate debíamos buscar una óptica positiva y optimista. Y para eso nacieron estos premios, al margen de la confrontación política». Subrayo además la defensa de la libertad que se ejerce desde el periódico.

Pallete y el reconocimiento a sus empleados

Pallete y Almeida

José María Álvarez-Pallete recibe el premio de manos de José Luis Martínez- Almeida Paula Argüelles

Telefónica ha sido distinguida en la categoría reservada a empresas por su incontrovertible liderazgo y cómo ha llevado el buen nombre de España a rincones de todo el mundo. Su presidente ejecutivo, José María Álvarez-Pallete, recibió el premio de manos del alcalde José Luis Martínez- Almeida. «Es una alegría recibir este premio en nombre de las 500.000 personas que han formado Telefónica en su ya 100 años de historia. Si además, el reconocimiento es fruto de haber contribuido a la mayor y mejor proyección internacional de España, entonces es a la vez una alegría, un honor y un privilegio», declaró.
Ligó la trayectoria de la empresa a la historia de España. «Si Telefónica ha hecho cosas increíbles en los últimos años es porque nuestro país ha hecho cosas increíbles en los últimos 60 años. España ha creado un PIB adicional, equivalente a las economías de Holanda y Finlandia juntas. Hemos duplicado la población activa».
Y mostró su compromiso de futuro. «Nuestros padres nos legaron una España mucho mejor que la que ellos recibieron. Nuestra responsabilidad es hacer lo mismo con nuestros hijos. Y Telefónica está preparada para asumir esa responsabilidad», añadió.

Muñoz Machado y la amenaza de las máquinas

Santiago y presidente

El presidente de la RAE Santiago Muñoz Machado recibe el premio de manos de Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la ACDP

El premio a Proyección de España en el ámbito de la cultura ha sido otorgado a la Real Academia Española por su guarda y promoción del idioma que comparten cientos de millones de habitantes del planeta. Recogió el premio su presidente Santiago Muñoz Machado, de manos del presidente de El Debate, Alfonso Bullón de Mendoza.
«La proyección de la Real Academia en el mundo realmente es muy importante. Es una historia que merece la pena ser contada. Se fundó la Academia en 1713, el día 3 de agosto. Está el acta fundacional hecha en la casa de nuestro fundador, el Marqués de Villena».
Señaló la amenaza a la que se enfrenta la lengua, en estos días. «Ha venido de la mano de la tecnología. Muchas máquinas que hablan un idioma que no necesariamente es el que dicen las academias, sino lo que dicen los programadores, el idioma que establece en cada caso el programador».

Varadarajan y la esperanza de renacer español

Isabel Díaz Ayuso entrega el premio a Tunku

Isabel Díaz Ayuso entrega el premio a Tunku Varadarajan Paula Argüelles

El premio a la Proyección de España en el ámbito de la comunicación ha sido otorgado al periodista indo-británico Tunku Varadarajan, colaborador de la página de opinión de The Wall Street Journal, de la que fue editor. Varadarajan arrancó su discurso haciendo referencia a sus orígenes y su manifiesto amor por España: «Soy indio de nacimiento y genética. Soy británico por cultura, preferencia y filosofía personal. Y soy español por aspiración y por deseo». Expuso los motivos por los que ama nuestro país y cómo comenzó a aprender el idioma gracias a Quevedo y Machado y Borges y, su favorito, Vicente Aleixandre.
«Una de las ventajas de pertenecer a la religión hindú es el acceso que tengo a la reencarnación. Entonces, si vivo esta vida con el honor suficiente para merecer una vida mejor, o lo que los anglosajones llamamos un upgrade espero renacer, en la próxima vida, como un español», unas palabras que no solo arrancaron la sonrisa del público sino una gran ovación.
Y no titubeó al señalar el gran problema que acecha a nuestro país. «Por mucho que ame España, he descubierto que éste es un país que me frustra. España es la única gran nación cuya autoestima es tan notablemente inferior a la estima que otros tienen por ella».
No faltaron palabras sobre el secesionismo catalán, al que siempre ha plantado cara. «En mis escritos, lucho por la integridad territorial de España y la intento defender contra las fanfarronerías, las pretensiones absurdas y las fantasías descaradas de los separatistas. En mi propia cabeza, la palabra «Puigdemont» suena como Putsch Demon en inglés —o sea, «Putsch Demonio» en español, siendo putsch, como sabéis, la palabra alemana para un intento ilegítimo de derrocar a un Gobierno».

Aznar, Ayuso y Almeida, entre los invitados

La gala congregó a unas 160 personas y autoridades políticas, de la talla del expresidente del Gobierno, José María Aznar, y su mujer Ana Botella. La presidenta de la Comunidad Isabel Díaz Ayuso, o el alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida. O Roberto Bosch, embajador de Argentina.
También Miguel Ángel García Martín, consejero de Presidencia, Justicia y Administración Local; Rocío Albert, consejera de Economía, Hacienda y Empleo; Miguel López-Valverde Argüeso, consejero de Digitalización; Emilio Viciana Duro, consejero de Educación, Ciencia y Universidades; Jorge Rodrigo Domínguez, consejero de Vivienda, Transporte e Infraestructuras; Fátima Matute, consejera de Sanidad; Carlos Novillo, consejero de Medio Ambiente, Agricultura e Interior; Ana Dávila-Ponce de León Municio, consejera de Familia, Juventud y Asuntos Sociales; o Mariano de Paco Serrano, consejero de Cultura, Turismo y Deporte.
También Maite Araluce, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo; María Dolores de Cospedal, exdiputada del Partido Popular; o Isabel Tocino, exministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España.
El director de Opinión de El Debate, Ramón Pérez Maura, fue el encargado de poner el broche a la gala con un brindis. «Por el Rey y por España».