La visita del Rey a Ordesa da un “espaldarazo formidable” al parque en su centenario

Felipe VI visitó el Parque Nacional de Ordesa en el acto central de su Centenario. El monarca llegó puntual a Torla, donde fue recibido por el presidente aragón, Javier Lambán, la presidenta de las Cortes, Violeta Barba, la delegada del Gobierno, Carmen Sanchez y el alcalde de Torla-Ordesa, Miguel Villacampa.

También le esperaban los niños y niñas de los colegios de Broto y Torla, además de vecinos, autoridades y turistas, que se encontraron por sorpresa con la visita real y le dieron una cálida acogida.

Lambán considera que la visita del Rey supondrá un “espaldarazo formidable” para el Parque, ya que “pocos elementos le pueden dar más proyección”, aseguró, e insistió en que Felipe VI “goza del respeto y del afecto de los aragoneses y le recibimos con los brazos abiertos”.

El monarca fue recibido con vítores de Viva el Rey y Viva España y presenció la inauguración de un monolito con una plaza que recordará su visita este jueves. Saludó uno a uno a todos antes de entrar al Centro de Visitantes para presidir la reunión extraordinaria de la comisión del centenario.

Allí, Felipe VI señaló que “es una responsabilidad de todos cuidar este parque, preservarlo y que sea vivo y productivo para los habitantes de la comarca, para los que lo viven día a día y trabajan para él”. Según fuentes de la Casa Real, el monarca destacó que estar en Ordesa tiene “un gran significado” para él en la celebración de este centenario. Quiso conocer el día a día del parque y agradecer a todas las personas que contribuyen a su conservación y mantenimiento.

.Después, realizó un paseo de unos 20 minutos hasta el puente de Cotatuero, para regresar luego por el camino adaptado hasta la pradera de Ordesa.

Posteriormente, se dirigió de nuevo a Torla para compartir un aperitivo con patrocinadores del centenario y representantes políticos antes de emprender su viaje de regreso a Madrid.

Durante su visita, Felipe VI se encontró con dos pequeñas protestas del colectivo de vigilantes forestales por sus condiciones laborales y de sindicatos de policías nacionales y guardias civiles pidiendo la equiparación salarial con las policías autonómicas.