El Ayuntamiento dice ahora que buscará la fórmula para que el Open de tenis se quede en Madrid

Después de que el presidente y CEO del Mutua Madrid Open, Gerard Tsobaniandejara abierta la puerta para llevarse el torneo a otra ciudad, molesto por la “politización” de un evento deportivo -en alusión a la denuncia que los ediles Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer presentaron por ver posibles delitos en el contrato- y por la aparente falta de interés del equipo de la alcaldesa, Manuela Carmena, para renovar el convenio, que vence en 2021, la portavoz municipal, Rita Maestre, ha cambiado este jueves el tono que mantenían hasta ahora sobre el asunto y ha manifestado “el enorme interés de todo el equipo de Gobierno de que el Open de tenis se quede en la ciudad de Madrid”.

Maestre ha matizado que “de ese convenio el Ayuntamiento y la ciudad de Madrid podía haber sacado más beneficios y, en ese sentido, en los distintos años hemos ido renegociando determinadas cláusulas para que el coste total sea menor para el Ayuntamiento, para desprendernos de todos esos palcos VIP, que eran ocupados por personas VIP pero que pagábamos todos fuéramos o no VIP y esa línea de ampliar los beneficios que deja en la ciudad el Open de tenis vamos a seguir trabajándola tanto en los años que quedan hasta 2021 como en una posible renegociación del contrato”.

No obstante, no ha sido tan tajante como lo fue en su día el coordinador general de Alcaldía de Madrid, Luis Cueto, que se mostró partidario de no negociar ahora el convenio con el Open de Tenis y de no ir a una ampliación para no condicionar al futuro gobierno municipal. Maestre ha considerado muy lógico el argumento de Cueto porque “estamos todos de acuerdo en que nosotros hemos sufrido las consecuencias de contratos de muy larga duración que dejan determinados Gobiernos y que son herencias que pesan sobre el conjunto de la ciudad y creemos que es honesto no participar de esa dinámica de tomar decisiones que pesan durante muchos años”.

Pero no ha cerrado la puerta a una posible renovación. “Dado que hay un enorme interés por parte del Open de tenis y también por parte del equipo de Gobierno de que el Open de tenis se quede, vamos a evaluar con qué fórmulas podemos avanzar en esa negociación o consensuar esa negociación con el resto de grupos políticos, es decir, no tomar una decisión unilateral como Gobierno que pese a la ciudad de Madrid muchos años después. En ese margen nos estamos moviendo con el compromiso muy firme de que el open se quede en Madrid”.

También ha señalado que en las negociaciones pretenden incluir una reivindicación histórica de los vecinos del barrio de San Fermín, que piden poder usar las instalaciones de la Caja Mágica, donde se realiza el torneo.