La A-132 recupera la bidireccionalidad en la zona del desprendimiento

La carretera A-132, que atraviesa el puerto de Santa Bárbara, ha quedado abierta al tráfico en modo bidireccional sobre las 16.15 después de haber estado cerrada durante siete hora por un desprendimiento de rocas y luego con paso alternativo desde las 9.00. No obstante, se ha establecido una limitación de 40 km/h y hay un aviso por firme deslizante.

Desde la DGA avisan de que se está estudiando si técnicamente será posible mantenerla así o habrá que optar por el paso alternativo para garantizar la seguridad.

La incidencia se ha producido sobre las 2.00 de la madrugada en el kilómetro 42, a unos cuatro de la localidad de Murillo de Gállego en dirección hacia Jaca, muy cerca ya del puente de hierro del pantano de La Peña.

Cabe recordar que ésta es la vía alternativa que se había previsto para el acceso al Alto Aragón tras la incidencia en el puerto de Monrepós.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ha visitado la zona del desprendimientopara conocer las actuaciones que se han llevado a cabo y también el dispositivo general, de personal de brigadas y señalización, que se ha puesto en marcha para reaccionar en el menor tiempo posible a las incidencias.

Según han informado fuentes de los servicios de emergencia, sobre las 2.00 de la madrugada un conductor particular ha llamado al 112 para informar de que un desprendimiento había cortado la carretera a la altura del kilómetro 42. La caída de rocas ha tenido lugar en la zona conocida como La Ralla, en el cañón del Gállego, un punto donde suele haber desprendimientos.

Al lugar se han desplazado agentes de la Guardia Civil y operarios de Carreteras del Gobierno de Aragón, que precisamente el sábado había establecido ya guardias de 24 horas para vigilar cualquier incidencia que se produjera en la carretera y actuar así lo antes posible. Así, sobre las 9.00 se ha podido abrir ya la carretera con paso alternativo.

La alcaldesa de Murillo de Gállego, Marta de Santos, ha valorado la rápida actuación de las brigadas de Carreteras y ha insistido en que este incidente demuestra la necesidad de acometer inversiones en la A-132 para eliminar curvas peligrosas, asegurar laderas y reforzar la seguridad. Además, a su juicio, también pone de relieve la importancia de apostar por la línea del Canfranc para el paso de mercancías, lo que conllevaría una disminución del tráfico pesado por el puerto de Santa Bárbara.

Por otra parte, los operarios han procedido durante la noche a cortar la carretera A-1107 en Pina de Ebro debido a la evolución de la crecida del Ebro en la zona de la Ribera Baja.

Asimismo, se ha reabierto la carretera A-135 de acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, eje que permanecía cerrado desde semanas atrás por riesgo de aludes.

Soro asegura que se va a reforzar la seguridad

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, ha asegurado que se va a reforzar la seguridad en el tramo de la A-132, donde esta madrugada ha habido un desprendimiento de rocas que ha obligado a cortar el tráfico en un tramo durante varias horas. “No se puede descartar que no vaya a suceder otro episodio de esta naturaleza”, ha lamentado.

La A-132 es la carretera alternativa de acceso al Alto Aragón, después que este viernes apareciese una brecha de unos 50 metros de longitud en la cara norte de la N-330, en el puerto de Monrepós, vía que une la capital oscense con Jaca y Sabiñánigo. Soro ha visitado la zona para conocer el dispositivo de seguridad establecido y los trabajos de limpieza en el kilómetro 42, donde se ha producido el desprendimiento de rocas, en el término municipal de Murillo de Gállego.

Ha explicado que es una zona “con muchísima agua cayendo de la montaña”, lo que puede provocar desprendimientos. No obstante, ha recordado que es una situación que está pasando “de forma generaliza en otros puntos de Aragón” debido a las lluvias del último mes.

El desprendimiento de rocas ha tenido lugar a las 2.00 de este domingo y “a las 4.00 ya estaban actuando los técnicos”, por lo que Soro ha agradecido el trabajo que están realizando y “su compromiso en una situación complicada de gestionar”. A las 9.00 se ha podido habilitar ya el paso con un carril.

Ha subrayado que el objetivo principal es reforzar la seguridad en la zona a través de “personal y señalistas 24 horas” y señalización vertical que indique la reducción de velocidad para que “no ocurra nada más grave”. “Es una zona con una curva por lo que no se puede pasar a mucha velocidad”, ha comentado Soro, al tiempo que ha pedido prudencia a los usuarios asiduos de la vía.

Vía alternativa

En relación al puerto del Monrepós, el consejero de Movilidad ha recordado que, en este momento, la alternativa continúa siendo la A-132, aunque se estudia “la posibilidad de abrir esta vía en doble circulación”. Asimismo, ha indicado que el Ejecutivo autonómico se ha puesto en contacto con Renfe para recordarle la oportunidad de ofrecer servicio de ferrocarril como alternativa.

“Les hemos propuesto reforzar los servicios hasta Jaca y se han comprometido a estudiar el utilizar trenes con mayor capacidad y los turnos libres, pero es una decisión de Renfe y desde el Gobierno de Aragón solo podemos trasladarles la posibilidad“, ha afirmado.

El consejero de Vertebración del Territorio ha pedido “prevención y paciencia” a los usuarios de la A-132, ya que no se pueden descartar “más episodios” similares hasta que el Monrepós vuelva a abrirse, lo que será “en un plazo razonable”. “Lo que vamos a hacer es garantizar la seguridad si detectamos otra situación parecida, y el dispositivo actuará con la máxima celeridad”.