La cita parisina del heredero saudí, el rey de Marruecos y el primer ministro libanés

No estaba en la agenda y fue un encuentro inesperado, pero los tres se fotografiaron como viejos amigos. El heredero al trono saudí, Mohamed Bin Salman, se reunió en París con el rey de Marruecos, Mohamed VI, y con el primer ministro libanés ,Saad Hariri. Fue el lunes por la noche y los tres dejaron constancia de ello con la publicación de una foto que Hariri subió a su cuenta de Twitter.

El encuentro fue confirmado a la agencia Afp por el servicio de prensa del ‘premier’ libanés, y llega pocos meses después de la grave crisis política desencadenada tras la inesperada dimisión de Hariri de sus funciones como jefe del Gobierno, cuando se encontraba de viaje en Riad, el pasado 4 de noviembre. Varias voces acusaron entonces a Arabia Saudí de haberlo forzado a renunciar a su cargo y de haberlo retenido en contra de su voluntad. Hariri, tras una mediación de Francia, terminó por retirar su renuncia y regresar a su país.

El príncipe Bin Salman, de 32 años, cenará este martes por la noche con el presidente francés, Emmanuel Macron, de 40, tras ofrecer una conferencia de prensa conjunta. Ambos líderes, que marcan con su juventud un cambio de generación en sus respectivos países, tuvieron ya la oportunidad de cenar juntos el domingo en una velada organizada en el Museo del Louvre en la que mantuvieron una “discusión estratégica” sobre una “alianza” bilateral, según la presidencia francesa.

La visita de Mohamed bin Salman a Francia que culmina así se ha visto dominada por temas diplomáticos en un contexto explosivo en Oriente Próximo, donde Riad es un actor importante. Además de Yemen, se supone que ambos líderes hablarán de la crisis siria, con el presunto ataque químico en Duma, y del tambaleante acuerdo nuclear con Irán.

En el ámbito cultural, ambos países han firmado este martes una alianza para el desarrollo de un complejo turístico en la ciudad saudí de Al Ula, un importante sitio arqueológico. La víspera, París y Riad anunciaron un acuerdo para la creación de una ópera en Arabia Saudí y la participación del reino ultraconservador en el próximo festival de cine de Cannes, por primera vez en su historia.

Al cierre de esta visita de tres días a Francia, el príncipe heredero árabe viajará mañana a Madrid, antes de regresar a su país para preparar la próxima cumbre de la Liga Árabe del 15 de abril, que se celebrará en Riad.