EE.UU. rebajará su compromiso con la OTAN si los aliados no invierten más en Defensa

0
16

Rotundo y claro fue el mensaje que el secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, trajo ayer a Bruselas para su puesta de largo ante la OTAN, que celebró una reunión de sus 28 ministros de Defensa: «América cumplirá con sus responsabilidades, pero si vuestras naciones no quieren ver cómo América modera su compromiso con esta Alianza, cada una de sus capitales necesita mostrar apoyo a nuestra defensa común». Claro está, con ese «apoyo» el exgeneral estadounidense apodado «perro loco» se refiere, principalmente, al compromiso que los países de la OTAN alcanzaron en la Cumbre de Gales de 2014 para destinar el 2 por ciento del PIB a la inversión en defensa con el año 2024 como plazo para alcanzarlo.

«Aún hoy sólo cinco naciones cumplen con el objetivo del 2 por ciento de gasto en defensa: Reino Unido, Estonia, Polonia, Grecia y EE.UU. Otras naciones han demostrado que lo cumplirán. Por contra, el compromiso de otros países se demora considerablemente a pesar de beneficiarse de la mejor defensa del mundo», señaló Mattis ante las delegaciones de los 28 ministros y el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg.

Atendiendo a las estadísticas de la OTAN, uno de esos países «señalados» -aunque no mencionara ningún país- es España, que en 2016 sólo destinó el 0,91 por ciento del PIB a la defensa, siendo el tercer país con peor porcentaje y teniendo sólo por detrás a Bélgica (0,85%) y Luxemburgo (0,44%).

La postura española

En su también estreno ante la OTAN, la ministra de Defensa española, María Dolores de Cospedal, garantizó que España mantendrá el compromiso «de ir acercándose progresivamente al 2%»: «Tenemos intención de cumplirlo e iremos hablando poco a poco de cómo se va a perfeccionar», declaró a su llegada a la sede de la Alianza Atlántica.

Tras la primera reunión donde los ministros de Defensa abordaron este asunto, fuentes del ministerio aseguraron a ABC que la delegación española reconoce que «el objetivo del 2% está ahí», pero argumentan que defenderán «que no sólo se valore la aportación cuantitativa sino también la cualitativa». Como reconocía una fuente diplomática, «¿de qué sirve superar el 2% si destinas la mayoría de tus recursos a tu defensa nacional sin involucrarte en misiones de la Alianza Atlántica?».

«El contribuyente estadounidense ya no puede soportar una proporción tan desequilibrada de la defensa de los valores occidentales»General Mattis

En este punto España quiere poner en valor su aportación en misiones como las de los países Bálticos con despliegue de aviones de combate en 2015, 2016 y 2017, la batería de misiles Patriot en Turquía, un contingente acorazado este año en Letonia, la «punta de lanza» terrestre de la OTAN el pasado año o su participación en las agrupaciones marítimas permanentes. «Estamos participando de una manera muy activa en misiones de una importancia muy relevante tanto en el ámbito del sur de Europa como también en el ámbito del este europeo», recordó la ministra Cospedal.

El mensaje que el responsable de Defensa de la Administración Trump trasladó a sus colegas no quedó puertas adentro o filtrado parte a los medios de comunicación estadounidenses que cubren su gira europea. En una excepcional medida, su discurso fue distribuido en la sala de prensa a todos los medios internacionales acreditados.

He aquí algunas de las advertencias relevantes de Mattis: «El contribuyente estadounidense ya no puede soportar una proporción tan desequilibrada de la defensa de los valores occidentales»; «los estadounidenses no pueden preocuparse por la seguridad futura de sus hijos más que lo que ustedes lo hacen»; o «el desprecio por la preparación militar demuestra una falta de respeto por nosotros mismos, por la Alianza y por las libertades que heredamos, y que ahora están claramente amenazadas».

Demanda un calendario

El jefe del Pentágono pidió expresamente un calendario este año a cada uno de los países aliados para hacer cumplir el objetivo del 2 por ciento en 2024. «Si vuestra nación ya lo cumple, necesitamos vuestra ayuda para que otros aliados lo alcancen. Si tenéis ya un plan para cumplirlo, nuestra Alianza cuenta con que aceleréis vuestros esfuerzos. Y si no tenéis un plan, es importante establecer uno pronto», subrayó.

Mattis, que fue comandante supremo aliado de Transformación de la OTAN durante 2007-2009, también ofreció un mensaje más tranquilizador, consciente de «la preocupación en Europa» por la postura del presiente Donald Trump respecto a la defensa europea: «La Alianza sigue siendo un pilar fundamental para Estados Unidos. y toda la comunidad trasatlántica, unidos como estamos el uno al otro». Además insistió en el «fuerte apoyo» que el presidente estadounidense ya ha declarado a esta organización internacional nacida en 1949 para hacer frente a la amenaza soviética en Europa.

¿Y sobre Rusia? Valga esta idea que puede reflejar el sentir (o ambigüedad) del presidente Trump respecto a Putin: «Aunque EE.UU. y la Alianza Atlántica tratan de involucrar a Rusia [en la defensa global], debemos al mismo tiempo defendernos si Rusia opta por actuar en contra del derecho internacional. Tal y como hicimos en los días más oscuros de la Guerra Fría, Estados Unidos. desea mantener abiertos canales políticos de cooperación y de distensión».

No hay comentarios

Dejar respuesta